Selecciona Edición
Iniciar sesión

Expulsado un día por denunciar que pasa frío en clase en un instituto de Castellón

El joven fotografió a alumnos con mantas y colgó las imágenes en Facebook

Estudiantes del IES Navarro Santa Fe de Villena (Alicante) dando clase con mantas.

“No puedo hablar de nada. De momento no estoy expulsado, pero se tiene que reunir el consejo escolar. Todo esto que está pasando va en contra mía”. Es el mensaje que Fran, un joven estudiante de Sonido de 23 años, envió ayer al móvil de su compañero de clase después de pasar una hora reunido con la directora de su instituto, el IES Vila-roja de Almassora, en Castellón, del que le expulsaron de palabra el lunes por subir una foto a Facebook en la que criticaba la falta de calefacción del centro.

El pasado jueves, en plena polémica por los impagos de la Generalitat valenciana a los centros educativos, Fran fotografió a sus compañeros recibiendo clase con mantas. “Hacía tanto frío, y la calefacción no iba, que dijimos de hacer una foto en plan reivindicativo, no esperábamos que saliera en los medios”, explicó uno de los compañeros que pasaron ayer la mañana protestando a las puertas del centro.

Pero la fotografía llegó al grupo político Compromís y al día siguiente salió en la prensa local, lo que no gustó nada a la directora, Rocío Ródenas, que decidió expulsarle.

“El lunes a última hora me dijo que estaba expulsado y que no viniera a clase durante cuatro días”, explica Fran. La directora le aseguró que el año pasado se hizo lo mismo con un alumno por colgar una foto en la misma Red social y que a él también lo tenían que expulsar según el régimen interno. Pero tanto él como sus compañeros de clase miraron el reglamento y vieron que esta decisión no era válida. “No me han tramitado ningún justificante ni ningún escrito”, sostiene el afectado. Es por ello que decidió volver a clase el martes. El jefe territorial de Educación acabó reconociendo que tenía razón y habló con la directora para su inmediata readmisión. Ahora Fran será juzgado por la dirección —que ayer declinó ofrecer su versión a este periódico—, profesores y padres de alumnos, aunque el centro ha comunicado a la Inspección educativa que no va a acordar ninguna expulsión con relación al caso.

 

Más información