Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arzobispo de Valladolid cuestiona que Santamaría pregone la Semana Santa

Ricardo Blázquez cree que la vicepresidenta, casada por lo civil, no es adecuada por su "situación matrimonial".- La designación corresponde al Ayuntamiento desde hace 15 años

El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez.

Primeros roces entre la Iglesia católica y altos cargos del nuevo Gobierno. El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, ha cuestionado hoy la elección de Soraya Sáenz de Santamaría como pregonera de Semana Santa por su “situación matrimonial”. La vicepresidenta, que se casó por lo civil en una ceremonia ínitma en Brasil en 2006, fue designada el pasado 16 de enero por el Ayuntamiento de la ciudad, al que le corresponde la decisión. Un portavoz de la vicepresidencia del Gobierno ha declinado hacer ningún comentario sobre lo dicho por Blázquez.

En una conversación con representantes de los medios de comunicación, Blázquez ha dicho que le hubiera gustado que se le consultara sobre la designación de Sáenz de Santamaría y ha recordado que el pregón forma parte de una ceremonia religiosa que se celebra en la catedral y ante el arzobispo. "Mi apreciación no va más allá de lo que va el Código de Derecho Canónico", ha precisado Blázquez, quien no obstante ha indicado que asistirá al acto, programado para el 23 de marzo, por tratarse "de un género literario, más que una homilía o un sermón".

Blázquez, que fue presidente de la Conferencia Episcopal, ha afirmado que a partir de ahora pedirá al Ayuntamiento que le presente una terna de candidatos, a pesar de que la designación unilateral del pregonero corre a cargo del Ayuntamiento desde hace más de 15 años.

Los reproches de Blázquez a la situación matrimonial de Santamaría tienen algunos precedentes. Cuando Dolores de Cospedal fue elegida para liderar el PP castellano-manchego, el entonces arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, expresó su malestar dado su perfil de madre soltera mediante fecundación asistida. La hoy presidenta regional desplegó una estrategia para salvar esta desconfianza de la Iglesia, lo que incluyó asistir a procesiones religiosas y a la manifestación contra la ley del aborto de 2009, a la que evitaron acudir Rajoy o Santamaría.

La misión de Santamaría en la ceremonia consistirá en proclamar la Semana Santa de la ciudad donde nació, en 1971, exaltar el fervor de sus habitantes y glosar la singularidad de sus procesiones, declaradas de Interés Turístico Internacional.

Ricardo Blázquez fue nombrado por el Papa arzobispo de Valladolid el 13 de marzo de 2010. Desde 1995 hasta esa fecha fue obispo de Bilbao y presidió la Conferencia Episcopal entre 2005 y 2008, tras imponerse al cardenal de Madrid, Antonio María Rouco, en una apretada votación en la asamblea de obispos. Rouco le derrotó en 2008 en la nueva elección para la cúpula del episcopado español. También fue obispo auxiliar de Santiago de Compostela y Palencia.