Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos de Castilla y León irán a la huelga contra el aumento de jornada

El horario semanal de los trabajadores pasará de 35 a 37,5 horas

Los paros, de jornada completa, comienzan el 28 de febrero y durarán 11 días

Los profesionales de Castilla-La Mancha también amenazan con un paro

El sindicato Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) de Castilla y León ha convocado a los 8.000 facultativos de la comunidad autónoma a 11 días de huelga. El motivo son las consecuencias de la aplicación del aumento de jornada de 35 a 37,5 horas semanales decidido por el gobierno regional, que afecta a todos los funcionarios.

Es la segunda movilización de médicos por los recortes después de la convocada en Cataluña a mediados de noviembre pasado. Y podría ir seguida de una nueva protesta en Castilla-La Mancha si se hace efectiva la amenaza de los médicos de esta comunidad.

En contra de lo sucedido en Cataluña, a los médicos de Castilla y León no se les va a tocar directamente su salario, aunque sí indirectamente mediante un aumento de las horas de trabajo. El Decreto de Jornada impulsado por el gobierno autonómico se traducirá en un incremento de cinco horas –seguidas- cada 15 días, a diferencia de los 30 minutos diarios del resto de empleados de la función pública.

La protesta comienza el 28 de febrero y acaba el 30 de marzo

Ello, según el secretario general del sindicato, Eloy Díez Gregorio, implicará “un cambio arbitrario” de sus condiciones de trabajo y una "importante modificación" en su situación, "no solo laboral, sino familiar y económica".

El sindicato cree que la medida se traducirá en una disminución de contratos interinos y la reducción del autoconcierto –las llamadas peonadas, horas extras remuneradas fuera del horario laboral-. También considera que afectará a la jornada y las condiciones de trabajo de los médicos residentes así como la exención de guardias a los mayores de 55 años o los descansos tras las jornadas continuadas.

La solicitud de huelga está presentada oficialmente para los días 28 de febrero y 6, 13, 15, 20, 21, 22, 27, 28 y 30 de marzo. La administración aún no ha fijado los servicios mínimos.

Otras autonomías ya aplican las 37,5 horas semanales (sin incluir las guardias) como, por ejemplo, Murcia. "En este caso, sin embargo, el aumento de horas no afecta al sábado”, comenta el presidente estatal del sindicato CESM, Andrés Cánovas. Cada autonomía establece el número de horas que trabajan sus especialistas. En la Comunidad Valenciana son 36 y media; en Andalucía son 35, apunta Cánovas.

Además de las movilizaciones del año pasado en Cataluña, los médicos de diferentes autonomías han organizado distintas protestas contra los recortes. Hace dos semanas, el Colegio de Médicos de Valencia planteó convocar una huelga en contra de las medidas de ajuste y la reducción a la mitad del complemento de carrera profesional (entre 3.000 y 12.000 euros anuales).

La última en amenazar con paros ha sido Castilla-La Mancha. El secretario provincial del sindicato en la región, José Luis Grau, ha señalado que temen que los recortes anunciados por la presidenta autonómica, María Dolores de Cospedal, puedan derivar en una disminución de la calidad asistencial. Por ello, no descartan incluso una huelga indefinida. De momento, se inclinan por la presión y por crear un observatorio para identificar situaciones en las que se detecte un deterioro asistencial por las medidas de ahorro.

Más información