Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El riesgo de pobreza o exclusión en España subió al 25,5% en 2010

El porcentaje aumentó 2,1 puntos respecto al año anterior

España se sitúa como el octavo país con peores tasas de la UE

Uno de cada cuatro españoles se encontraba en riesgo de pobreza o exclusión social en 2010. Esto supone el 25,5 % de la población y un aumento de 2,1 puntos respecto al año precedente, cuando la proporción fue del 23,4 %, según datos divulgados hoy por Eurostat, la oficina de estadística de la Unión Europea. Con esta tasa, España se situó el año pasado como el octavo país con peores datos en la UE, por detrás de Bulgaria (41,6 %), Rumanía (41,4%), Letonia (38,1%), Lituania (33,4 %), Hungría (29,9%), Polonia (27,8%) y Grecia (27,7%). Con las tasas más bajas se sitúan la República Checa (14,4%), Suecia (15%), Holanda (15%,1) y Austria (16,6).

En el conjunto de los Veintisiete, la proporción de personas consideradas en riesgo de pobreza o exclusión pasó del 23,1% en 2009 al 23,4% en 2010, una subida de 0,3 puntos, más leve que la registrada en España. En total, 115,4 millones de ciudadanos europeos se encontraban esta situación, de los cuales 11,6 eran españoles.

El grupo más afectado por la pobreza son los menores de 18 años

Eurostat considera "en riesgo de pobreza" a aquellas personas cuyos ingresos son menores al 60 % de la media nacional, que padecen una "grave privación material" (sus recursos les impiden pagar un alquiler o adquirir ciertos bienes básicos) o que han utilizado menos del 20 % de su "potencial de trabajo" en el último año, sin contar a los estudiantes. En España, el 20,7 % cumplía en 2010 el primero de estos criterios de pobreza, el 4,0 % el segundo y el 9,8 % el tercero. La proporción total (25,5%) es inferior a la suma de los tres porcentajes porque algunas personas cumplen varios criterios a la vez, precisa Eurostat.

En toda la UE, el grupo de población más afectado por la pobreza son los menores de 18 años, con un 27%, seguido de los ciudadanos en edad laboral (de entre 18 y 64 años), con el 23%, y de las personas de más de 65 años (20%). En España también se cumple este orden aunque con porcentajes mayores: el 30% de los menores, el 25% de las personas en edad laboral y el 23% de los mayores de 65 años.

En cambio, las personas de mayor edad son el grupo de población más afectado por la pobreza en Bulgaria (56%), Eslovenia (23%), Finlandia (19%) y Suecia (16%), mientras que Dinamarca es el único Estado miembro donde la pobreza es más frecuente entre las personas en edad laboral (19 %) que en sus otros grupos de población.