Los campus de excelencia, en vía muerta

El Gobierno paraliza en 15 comunidades los créditos a los proyectos universitarios más ambiciosos

Educación asegura que la ley de estabilidad le impide autorizarlos

Ya es oficial. El programa Campus de Excelencia Internacional (CEI), en el que el Estado ha invertido más de 700 millones desde su puesta en marcha en 2008, ha entrado en vía muerta. El Ministerio de Educación comunicó durante el mes de enero, en reuniones con los rectores y presidentes de consejos sociales, que no autorizará créditos para desarrollar los proyectos de agregación e internacionalización de las universidades seleccionados por un jurado de expertos en 2011. “Solamente se han concedido las subvenciones directas”, confirman fuentes del ministerio. “Los préstamos en 15 autonomías están parados. Solo se han hecho efectivos en Madrid y La Rioja”, añade.

El nuevo Gobierno de Mariano Rajoy justifica la decisión amparándose en “la disposición adicional 41 de la Ley de Presupuestos de 2011, que dice que todas las comunidades autónomas que no cumplan con el plan de estabilidad no podrán recibir ningún préstamo”. El ministerio sostiene que, “en este momento, solo dos comunidades, Madrid y La Rioja, lo cumplen”.

En las dos primeras ediciones del Programa CEI —además de las subvenciones directas de entre 3.000 y 5.000 euros—, la mayor parte de la financiación se diseñó en forma de créditos sin intereses.

Con la crisis, el último Gobierno de Zapatero introdujo una modificación en la convocatoria de 2011: los préstamos estatales son a 15 años, los tres primeros de carencia, pero a un interés del 5,66%. Andalucía rechazó el pasado diciembre endeudarse “a precios por encima del mercado”, y se comprometió con los rectores a financiar los 8,8 millones de euros para la excelencia con “recursos propios”.

El programa contribuye a la transferencia tecnológica

Sin embargo, la Generalitat Valenciana, gobernada como el Gobierno central por el PP, aceleró los trámites con el último ministerio socialista para tratar de que, “en enero, a más tardar”, se hiciera efectiva la autorización para solicitar el crédito de siete millones de euros concedido al proyecto conjunto del sistema universitario valenciano, en el que participan las cinco universidades públicas.

El nuevo ministerio reconoce ahora que el programa está en “stand by”, en el aire hasta que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, decida qué rumbo tomará la excelencia universitaria española. “Su futuro aún no está definido”, señalan desde el ministerio.

Los rectores conocieron esta decisión la semana pasada, en un escrito remitido por el rector José Moreso, de la Universidad Pompeu Fabra, tras reunirse con la secretaría general de Universidades y la dirección general de Universidades del ministerio. “Lo que señalaron es que, en principio, no está claro lo que van a hacer”, confirma el rector de la Universidad Politécnica de Valencia y vicepresidente de la Confederación Española de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Juan Juliá. “Está en vía muerta”.

En la reunión, el presidente de los Consejos Sociales, Joaquín Moya, defendió la necesidad de continuar con el proyecto implantado en buena parte de Europa, señala Juliá. El vicepresidente de la CRUE defiende que el programa ha sido “una buena iniciativa” y que suspenderlo sería “una pérdida”.

El modelo de financiación no resiste comparación con Europa

“Los CEI potenciaban la transferencia tecnológica porque obligaban a hacer agregaciones entre centros universitarios, pero también con organizaciones empresariales, precisamente para fomentar ese discurso sobre la necesidad de incrementar la transferencia tecnológica de las universidades hacia el mundo empresarial”, subraya Juliá.

El sistema universitario público valenciano es el único a nivel nacional que ha logrado que todos sus campus sean calificados con el sello de Excelencia Internacional. El programa de 2011 compitió con un ambicioso proyecto sobre hábitat y territorio para desarrollar un nuevo modelo productivo en una comunidad donde el ladrillo y el pinchazo inmobiliario han hecho mella, dejando casi 560.000 parados de baja cualificación.

“Los rectores creemos que es un buen programa para la Administración, porque las universidades nos pusimos a trabajar a fondo en ello y con retribuciones que son el 38% inferiores, en términos del coste de la vida, a la media de Alemania, Francia, Italia y Reino Unido”, remata Juliá.

El sistema de financiación de la excelencia universitaria en España no resiste comparación con otro país europeo. Francia destina una media de 34 millones de euros directos por proyecto y anualidad durante cuatro años. Alemania, tras muchas negociaciones con los länder (Estados) acordó crear un marco estable de financiación en forma de subvenciones directas. La iniciativa alemana destinará 1.900 millones de euros solo para el periodo 2007-2012.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana