Descifrados dos grupos sanguíneos más

Los tipos de sangre poco corrientes plantean problemas en transfusiones embarazos y trasplantes

El biólogo Bryan Ballif, de la Universidad de Vermont.

Los grupos sanguíneos más corrientes en toda la población humana son los A, B, AB y 0 (con factor Rh negativo o positivo). Pero hay una treintena más reconocidos por la Sociedad Internacional de Transfusión de Sangre. Aunque sean poco corrientes, pueden plantear serios problemas a las personas que los tienen tanto en casos de transfusión sanguínea como en trasplantes, y de muchos de ellos se tiene poca información de base molecular, lo que complica más aún los análisis y los test de identificación. Dos de esos grupos raros, denominados Langereis y Junior, ni siquiera están en esa lista hasta ahora, explican unos científicos que han descubierto dos proteínas en los glóbulos rojos responsables de estos dos tipos raros de sangre.

Los problemas con estos grupos sanguíneos en las transfusiones son escasos dado que la proporción de personas que los tienen entre los donantes es muy pequeña, pero para esas personas de tipos de sangre raros sí que es un riesgo, explica Bryan Ballif (Universidad de Vermont), biólogo del equipo que ha hallado las dos proteínas. Por ejemplo, se estima que hay en Japón más de 50.000 personas del grupo Junior negativo que pueden sufrir incompatibilidad madre-feto y complicaciones si reciben sangre. “Hasta ahora sólo se habían identificado 30 proteínas responsables de algún tipo sanguíneo básico, y ahora son ya 32”, señala este científico.

Las dos proteínas identificadas se denominan ABCB6 y ABCG2 y se sabe que están asociadas, además, con resistencias a medicamentos anticancerosos, por lo que el hallazgo puede tener implicaciones también en determinados tratamientos de esa enfermedad, adelanta Ballif en un comunicado de su Universidad. El trabajo detallado de estos investigadores, que se ha desarrollado en EE UU, Japón y Francia, se ha presentado en dos artículos en el número de febrero de la revista Nature Genetics.

Las dos proteínas están asociadas con resistencia a medicamentos anticancerosos

Aunque los antígenos de los tipos Junior y Langereis (Lan) se habían identificado hace décadas en mujeres que tenían problemas que tenían problemas para llevar a término sus embarazos por incompatibilidad de tipo de sangre con el feto, las bases genéticas de esos antígenos eran desconocidas, apuntan los investigadores. Sin embargo, pueden desencadenar complicaciones graves. Las transfusiones son críticas en los casos de individuos con un anticuerpo anti-Lan “en parte por la escasez de donantes con sangre compatible, pero sobre todo por la falta de reagentes fiables para los análisis de sangre”, escriben estos expertos en Nature Genetics. También son extremadamente raros los donantes para el grupo Junior negativo.

El hallazgo de estos investigadores, liderados por Lionel Arnaud (Instituto Nacional de Transfusiones de Sangre, París), alivia esta situación porque ahora se podrán identificar rápidamente las nuevas proteínas de estos grupos sanguíneos tan poco comunes.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana