Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los huevos suben un 50% desde enero por la obligación de ampliar las jaulas

El parque de gallinas ponedoras se ha reducido un 23% por la directiva europea de bienestar animal

Gallinas apretujadas en una granja avícola.
Gallinas apretujadas en una granja avícola.

El precio medio de los huevos ha aumentado un 50% en lo que va de año, al pasar de los 0,96 euros la docena a principios de enero hasta los 1,44 euros de la pasada semana, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Además, al comparar los datos de la última semana con los del mismo periodo de 2011 se observa cómo el precio se ha duplicado en el último año, ya que durante la tercera semana de marzo del pasado ejercicio era posible adquirir una docena de huevos por 0,65 euros.

La subida de precios coincide con la aplicación, desde el pasado 1 de enero, de la directiva europea de bienestar animal, que obliga a ampliar las jaulas de las gallinas ponedoras para que cada ejemplar disponga de al menos 750 centímetros cuadrados de espacio propio.

Para adaptarse a la nueva normativa, muchos avicultores han tenido que ajustar el número de gallinas de cada jaula y, en consecuencia, el parque español se ha reducido un 23%, al pasar de los 52 millones de ponedoras de 2004, su año récord, a los 40 millones en los que se cifra en los primeros meses de 2012. Además, algunas granjas han tenido que echar el cierre al no poder afrontar la reconversión. "El bienestar animal tiene un coste, y eso hay que sufragarlo todos, no solo el avicultor o el industrial, sino también el consumidor", afirma Óscar Hernández, presidente de Inovo, que representa un sector que produce 110.000 toneladas de ovoproducto y 5.500 toneladas de huevo cocido, en polvo y otros derivados.

España, segundo exportador de huevos en la Unión Europea (UE) por detrás de Holanda, no es el único país afectado. Se calcula que los productores europeos han recortado su producción entre un 10% y un 12% en los últimos meses. Las granjas que no cumplen la normativa, entre ellas algunas españolas, no pueden comercializar su producción en la UE ni en terceros países, lo que según el sector ha alterado el mercado y abierto la entrada a huevos extracomunitarios que no cumplen los mismos requisitos de calidad.

La Asociación de Industrias de Chocolates, Galletas, Biscottes y Confitería de la Unión Europea (Caobisco) ha alertado de que la escasez de huevos y derivados, ingredientes esenciales para sus productos, puede poner en riesgo su actividad si la Comisión Europea no toma medidas con urgencia para garantizar el suministro y frenar la escalada de precios.

 

Más información