Duro golpe al plan nuclear británico con la retirada de E.ON y RWE

Las eléctricas alemanas renuncian a construir los reactores que impulsa Cameron

Iberdrola asegura que continúa en el plan en su alianza con GDF Suez

Las eléctricas alemanas E.ON y RWE han anunciado este jueves su retirada del plan nuclear británico. Las empresas habían anunciado una inversión de 18.000 millones de euros para construir nucleares en el Reino Unido. El Gobierno británico aseguró que la decisión responde a “presiones” —previsiblemente de Alemania— y afirma que mantiene su apuesta. Iberdrola está en el plan en alianza con GDF Suez en la compañía Nugeneration, que asegura que sigue adelante con su proyecto atómico y lo mismo hizo la francesa EDF.

Tras el apagón nuclear de Merkel, las empresas alemanas siguen alejándose de la energía nuclear. Primero fue Siemens y ahora RWE y E.ON, que habían creado la firma Horizon. "Desde la fundación de Horizon en 2009", han cambiado varios factores", señala RWE en un comunicado y añade que la crisis dificulta proyectos tan grandes como los nucleares. También cita el impacto del apagón nuclear alemán como factor clave.

El ministro de Energía británico, Charles Hendry, declaró en una nota: “La retirada de E.ON y RWE es decepcionante, pero los socios han explicado claramente que esta decisión se deben a presiones en otros negocios y no en que duden del proyecto nuclear británico”.

Nugeneration, en el que está Iberdrola, planea construir una planta de 3.600 megavatios en Moorside, al noroeste de Inglaterra, junto al emplazamiento de Sellafield.

La decisión muestra la creciente división con la que Europa encara la energía nuclear tras Fukushima. En febrero pasado, David Cameron y Nicolas Sarkozy firmaron un acuerdo para desarrollar la energía nuclear. Y España mantiene su intención de prorrogar la vida de Garoña.

Sin embargo, Alemania, Italia, Bélgica y Suiza van en dirección contraria y desde el accidente japonés han paralizado sus planes nucleares.

No es solo la seguridad. La energía nuclear se ve lastrada por el desarrollo del gas no convencional barato, las restricciones al crédito y la creciente competitividad de renovables como la eólica.

Así, construir una central nuclear se ha convertido en una empresa de riesgo, ya que requieren enormes inversiones y plazos de amortización muy largos. En EEUU solo han salido adelante dos de los proyectos avalados por la Administración y se construirán en estados del sur, donde el mercado está regulado y por lo tanto el precio al que cobrarán la electricidad está garantizado.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana