Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
CIENCIA

Los recortes provocarán un éxodo en la ciencia española, dice la revista ‘Science’

La reducción superior al 25% es aún peor que las previsiones más pesimistas, señala el analista en la prestigiosa revista internacional

El recorte que sufre la ciencia y la tecnología en el presupuesto para este año elaborado por el Gobierno español es superior a las peores predicciones. Significa retroceder a los niveles del esfuerzo público en I+D del país anteriores a 2006, advierte la prestigiosas revista Science en un artículo de análisis que publica en la edición de hoy. No es que la revista estadounidense haga un repaso de la situación en toda Europa y a España le toque salir con una realidad poco halagüeña. Es un artículo dedicado a la gravedad del panorama español de I+D, seguido de otro, también en la sección de noticias y análisis, sobre cómo Grecia ha empezado a renegociar su participación en instituciones científicas como el CERN (Laboratorio Europeo de Física de Partículas) y la ESA (Agencia Europea del Espacio) para evita el cierre de sus propios centros nacionales de investigación.

Bajo el título Los recortes en investigación causarán un éxodo en España, el artículo de Science explica que los programas estrella Ramón y Cajal y Juan de la Cierva, de contratación de doctores sufrirán un recorte del 43%, reduciendo las plazas en la convocatoria de este año a un total de 340. Además, el Gobierno ha anunciado que no se cubrirán las plazas que queden vacantes en los institutos de investigación  ni se crearán nuevos puestos permanentes. "Esto provocará un éxodo en varias generaciones", ha explicado la Federación de Jóvenes Investigadores.

El recorte en investigación de un 25.6% (en 2012 respecto a 2011), el más profundo desde que se pusieron en marcha en España el sistema de ciencia y los planes nacionales en los años ochenta, llama la atención de Science. El artículo cita al neurocientífico español Francisco José Hernández, quien, desde Cambridge (Reino Unido), propuso la idea de que los contribuyentes pudieran asignar una cantidad a la ciencia en su liquidación de impuestos. “El recorte es mucho peor de lo esperado a pesar de todas las movilizaciones , declaraciones y llamamientos de alerta desde la comunidad científica”, recalca. También recuerda la revista la carta abierta por la ciencia que ha recogido más de 26.000 firmas a favor de la I+D+i en España, y el crudo análisis de presupuestos que ha hecho la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce).

La partida presupuestaria con la que se financian los proyectos científicos competitivos y los contratos postdoctorales y doctorales disminuye este año en un 38% y “esta reducción de los fondos competitivos es, en mi opinión, la más peligrosa”, ha declarado a Science Luis Sanz-Menéndez, director del Instituto de Políticas y Bienes Públicos (CSIC), y presidente del Comité de Política Científica y Tecnológica de OCDE. “Ese gran recorte… daña a la parte más dinámica del sistema”, añade.

La revista estadounidense también recoge las críticas de la Plataforma Investigación Digna, cuya portavoz, Amaya Moro-Martín, incide en el hecho de que el recorte “causará un daño considerable a lago plazo en el ya debilitado sistema español de investigación, contribuyendo a su colapso”. Ella denuncia que el recorte del 25% en I+D+i es superior a la media de la Administración central (16,9%): “El Gobierno no solo ha ignorado a la comunidad científica sino que ha tratado de aniquilarla”.

Frente a estas denuncias, la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, puntualiza que una gran parte del recorte se hace en los prestamos y que será “menos dañino” porque más de la mitad de esta partida de recursos financieros del años pasado no se utilizó.