Nueva York lleva las prevenciones antitabaco hasta la comunidad de vecinos

El alcalde quiere que los posibles inquilinos sean informados sobre si se fuma en los edificios

La idea es que nadie se tenga que exponer involuntariamente al humo de sus vecinos

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg. / JOHN MOORE (AFP)

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, anunció el miércoles una propuesta de ley que obligará a los dueños de edificios y casas a informar sobre si se fuma o no en sus dependencias. La norma, que debe ser sometida a votación, pero que en principio cuenta con suficientes apoyos en el gobierno local, no prohibiría fumar en domicilios privados, sino que obligaría a los arrendadores o vendedores de casas en inmuebles colectivos a detallar de antemano las normas del edificio al respecto.

“Fumar mata y la gente tiene el derecho de saber si va a estar expuesta al humo de los cigarrillos de otras personas”, dijo Bloomberg el miércoles en rueda de prensa. La alcaldía de Nueva York tomó esta decisión tras recibir numerosas quejas de los neoyorquinos: desde julio de 2011 se han registrado 2.363 protestas de particulares, según The New York Times. “Esta nueva ley asegurará que los ciudadanos puedan escoger un lugar libre de humo donde vivir”, agregó Bloomberg.

La ley obligaría a los caseros o vendedores a que revelen si se puede fumar en el edificio antes de que se firme el contrato de alquiler o de que se cierre la venta de la casa. Esta norma es similar a otras existentes en Estados como Oregon o Maine.

Fumar mata y la gente tiene el derecho de saber si va a estar expuesta al humo de los cigarrillos de otras personas”

Michael Bloomberg, alcalde de Nueva York

Las autoridades neoyorquinas aseguran que la medida es necesaria porque el humo puede pasar de una vivienda a otra: “Depende de la construcción y del sistema de ventilación que tenga el inmueble”, explican. "Los fumadores pasivos corren riesgo de contraer dolencias como el asma, enfermedades cardíacas o cáncer de pulmón”. Linda Gibbs, vicealcaldesa de Salud y Servicios Humanos, añadió durante la rueda de prensa que no existe ninguna cantidad que sea segura a la hora de estar expuestos al humo del tabaco.

“Con esta medida, los neoyorquinos pueden entender mejor el riesgo de estar expuestos al tabaco porque tendrán una mejor información sobre la política de fumar en sus bloques de viviendas”, dijo Thomas Farley, concejal de Salud de la ciudad de Nueva York.

Un 85% de los neoyorquinos no fuma, y menos del 10% de los fumadores enciende cigarrillos en sus hogares, según datos de la alcaldía. El Gobierno de la ciudad, sin embargo, aspira a reducir más los resquicios de riesgo del humo del tabaco, que, en palabras de la oficina del alcalde Bloomberg, "traspasa las paredes, techos y suelos a través de las grietas, o de los enchufes, o incluso por debajo de las puertas”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana