La publicación de fotos de prostitutas con sida desata la polémica en Grecia

Un control sanitario a una mujer rusa de 22 años alertó a la policía

Prostitutas en un club. / PERE DURAN

Una serie de controles médicos a prostitutas efectuados esta semana en el centro de Atenas ha desatado un escándalo político y una alarma social sin precedentes en Grecia. En su página web, la policía colgó las fotografías y datos personales de 22 meretrices portadoras del virus del sida que han sido detenidas en los últimos días por causar “daños intencionados a terceros”. Terceros que no usaban profilaxis en los contactos, por los que no pagaban más de 20 euros, y chulos que obligaban a las chicas a hacerlo sin condón para poder cobrar más por el servicio.

La polémica en torno a estas mujeres (griegas, búlgaras y rusas) ha provocado una guerra entre las autoridades, que la califican de “bomba de relojería” y arguyen la necesidad de difundir sus datos al tratarse de un asunto de salud pública, y varias ONG y grupos de activistas, que la consideran una “violación de derechos humanos”. El caso monopolizó los titulares de los medios de comunicación durante el último tramo de la campaña electoral, que concluyó el viernes.

La señal de alarma saltó con la detención de T. B., una rusa de 22 años, el pasado martes en un local de prostitución en el centro de Atenas. T. B. dio positivo en uno de los controles efectuados por el Centro de Enfermedades Infecto-contagiosas (Keelpno, en sus siglas griegas), dependiente del Ministerio de Sanidad. Pero los análisis no eran en absoluto aleatorios, sino parte de una campaña de saneamiento de las zonas más degradadas del centro de Atenas con motivo de las elecciones. Tras el anuncio de la policía, 1.600 hombres que habían estado en contacto con alguna de ellas telefonearon a la línea de atención gratuita de Keelpno; la mayoría solicitó realizarse el test de detección. La policía acabó retirando las fotos de las prostitutas de su web.

Unos 1.600 hombres han telefoneado al centro de detección de enfermedades

“Es una violación de los derechos humanos y de la confidencialidad médica. Una acción sin precedentes que estigmatiza a todo un colectivo”, manifestaron fuentes de la ONG Positive Voice, que atiende a portadores del virus y enfermos de sida. La legislación griega obliga desde 2011 a las trabajadoras del sexo a pasar controles médicos periódicos, al constatarse un aumento alarmante de contagios de VIH entre ellas. Paralelamente, el número de clientes infectados también sube “por no usar preservativo”, según el ministro de Sanidad, el socialista Andreas Loberdos, quien despachó las críticas responsabilizando “en un 50%” a estos por tener sexo sin protección. Fuentes cercanas al Ejecutivo han calificado la divulgación de los datos de las mujeres de “medida indefendible y fascista”.

Loberdos anunció que los controles sanitarios en el centro de Atenas van a continuar. “El centro va a limpiarse”, subrayó; “no se trata de una medida preelectoral”. “El riesgo de que el problema traspase los límites del gueto [del centro de Atenas] es evidente, y parece, de hecho, que ya ha empezado a hacerlo”, explicaron fuentes de Keelpno.

En 2011 se registraron en Grecia 954 nuevos casos de sida, un 52% más que en 2010. En la ciudad funcionan, según la policía, al menos 315 burdeles irregulares, si bien la mayoría de mujeres detenidas ejercían la prostitución en la calle. En las últimas noches resulta imposible ver a una sola mujer ofreciendo sus servicios en las dos o tres zonas rojas del centro de la ciudad.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana