Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

California rechaza subir un dólar los impuestos del tabaco

Tras el recuento de papeletas, los contrarios a la propuesta obtienen un 50,8% de apoyo

Cajetillas de tabaco en un comercio.
Cajetillas de tabaco en un comercio.

Los votantes de California han decidido no apoyar la subida de la tasa impositiva de un dólar (0,80 euros) en los paquetes de tabaco. El proyecto de ley denominado Proposición 29 obtuvo un empate técnico tras el recuento de las papeletas -un total de 3,9 millones-, según informó a este periódico un portavoz del Departamento de Elecciones de dicho Estado. Este desenlace electoral favorece de momento a los detractores de la medida con un 50,8% de los votos frente al 49,2% de los que la apoyan. Tan solo 65.000 votos de diferencia que tal vez conviertan en decisivas las papeletas por correo y nulas. “Ayer, el ganador fue el no. Pero tienen que pasar todavía 28 días hasta la obtención de los resultados definitivos, los cuales no serán publicados hasta el día 13 del mes próximo”. Esta es la segunda derrota consecutiva para los que apoyan esta medida.

California cuenta con una de las leyes antitabaco más duras de los 50 Estados norteamericanos y con una de las tasas más bajas de fumadores activos de Estados Unidos, con un 12%. La actual regulación va desde no permitir fumar en locales y restaurantes, como ocurre en otros puntos del país, hasta prohibir el consumo de cigarrillos en residencias privadas.

Ayer, el ganador fue el no", asegura un portavoz del Departamento de Elecciones

A pesar de todas estas medidas restrictivas, este Estado cuenta con una de las tasas impositivas sobre este producto más bajas de EE UU, de 0,87 dólares por paquete de cigarrillos (el cual cuesta entre cinco y seis dólares). Si la resolución hubiera seguido hacia adelante, la tasa impositiva sobre cada paquete de tabaco total hubiera sido de 1,87 dólares, aunque seguiría siendo uno de los más bajos de EE UU -exactamente en el puesto 16-. Por ejemplo, la ciudad de Nueva York cobra más de cuatro dólares por cajetilla en impuestos, sobre un precio total que ronda los 11 dólares de media.

Hasta llegar a esta resolución, los detractores y partidarios de la medida han hecho una agresiva campaña publicitaria. Las compañías tabacaleras, por ejemplo, se han gastado unos 50 millones de dólares que parecen haber tenido un efecto positivo en los electores californianos, ya que han conseguido remontar unas encuestas que en las últimas semanas les eran desfavorables. Un sondeo elaborado el pasado mes de marzo por el Instituto de Política Pública de California sobre esta cuestión concluyó que el 67% de los ciudadanos de este Estado defendían la iniciativa. En una más reciente, este apoyo bajó al 53 %.

Si la resolución hubiera seguido hacia adelante, la tasa impositiva sobre cada paquete de tabaco total hubiera sido de 1,87 dólares

Durante la campaña electoral, los partidarios del proyecto de ley han defendido eslóganes como: “Un sí de tu voto salvará vidas, dará dinero a la investigación del cáncer y mantendrá a los niños lejos del humo del tabaco”. Mientras que los detractores (las compañías de cigarrillos) han proclamado mensajes del tipo: “Se llegará a los más de 700 millones de dólares pero ni un centavo irá dirigido a la búsqueda de un nuevo tratamiento de tumores malignos causados por fumar”.

La regulación del tabaco y California es un asunto que ha llamado la atención de muchas personalidades a nivel nacional en los últimos días. Entre las personas que apoyan la Proposición 29 se encuentra el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, el cual donó medio millón de dólares, y el siete veces campeón del Tour de Francia, Lance Armstrong. Su fundación ha donado un millón y medio de dólares para la causa. Además, Laurene Powell, viuda del cofundador de Apple, Steve Jobs, ha dado 25.000 dólares para apoyar la medida, según el secretario de California en la página web del Estado. Los partidarios llegaron a recaudar 18 millones de dólares.

Más información