Cospedal retira ayudas a mayores y personas con discapacidad

Elimina complementos de 750 y 400 euros anuales y los sustituye por uno de 120 euros

Desaparece la gratuidad del transporte interurbano para los mayores de 65 años

La presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. / Javier Etxezarreta (EFE)

Los mayores y las personas con discapacidad que residen en Castilla-La Mancha percibirán menos ayudas del Gobierno autonómico. Un decreto del Ejecutivo que dirige Dolores de Cospedal ha eliminado el complemento anual de 750 euros de media que destinaba a beneficiarios de pensiones de viudedad especialmente bajas y no contributivas de jubilación e invalidez (todas ellas de unos 400 euros mensuales). En lugar de ello, concederá una paga de 120 euros al año, que se realizará de oficio en la cuenta donde perciban la pensión.

En el mismo decreto, publicado en el Diario Oficial de Castilla La Mancha el pasado martes 19 de junio, la Junta ha eliminado otros dos complementos que aportaba la Administración regional. Se trata de las ayudas que recibían beneficiarios mayores (del Fondo Nacional de Asistencia Social, FAS) y personas con discapacidad (correspondientes a la Ley de Integración social para Personas con Discapacidad, LISMI).

Estas ayudas se cancelaron en 1992, pero aún seguían percibiéndolas las personas a quienes se les reconoció el derecho a cobrarlas con anterioridad a esta fecha. Es un complemento anual de 400 euros que desaparecerá.

El Gobierno de Castilla-La Mancha también ha retirado la gratuidad del transporte interurbano por carretera para los mayores de 65 años y pensionistas por invalidez. Y ha derogado los decretos a través de los cuales se financiaban, mediante fondos de la comunidad autónoma, los centros de día y las residencias municipales para mayores, para modificar su regulación.

Unas 35.000 personas se verán afectadas por estas medidas, según fuentes cercanas a los servicios sociales de la comunidad autónoma

Una portavoz de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha indica que las ayudas FAS y LISMI “se extinguirán también en todo el Estado”. Y que el complemento a la pensión no contributiva que se ha reducido no se retira, en contra de lo que han hecho la mayoría de las comunidades autónomas, sino que se mantendrá.  "Únicamente lo ofrecemos nosotros, junto a Andalucía, Asturias y Cataluña; y en otras regiones es de menor cuantía".

“Lo único que se elimina es la ayuda al transporte”, añade, “una bonificación que ya se contemplaba retirar en el Plan de Garantía de Servicios Sociales Básicos que se anunció en noviembre y se aplica desde enero”. Respecto a la financiación de centros sociales, “se ha cambiado el formato: antes la concesión era directa y a partir de ahora será a través de concurrencia competitiva”.

En un comunicado, la Junta sostiene que el Gobierno regional destinará 42 millones de euros a la financiación de centros y programas de atención a personas mayores este año, que se canalizarán a través de dos órdenes que aún no se han publicado.

Castilla-La Mancha es una de las comunidades autónomas que más lejos ha llevado los recortes en servicios sociales, especialmente en Sanidad. Este miércoles, el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, se refirió en una entrevista en la televisión regional a la decisión de entregar al sector privado cuatro hospitales de la red pública (Almansa, Villarrobledo, Manzanares y Tomelloso). Echániz indicó que el cambio de gestión tendrá lugar “antes de finales de año”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana