CIENCIA

Los científicos denuncian ante el Parlamento Europeo los recortes en I+D

Los promotores de la Carta Abierta por la Ciencia en España piden una comisión parlamentaria para promover una política científica común

Los promotores de la Carta Abierta por la Ciencia en España, sociedades científicas, universidades, sindicatos y asociaciones de jóvenes investigadores, han enviado una carta a cada miembro del español del Parlamento Europeo exponiendo la situación de la I+D en España y denunciando “los dramáticos recortes presupuestarios decretados por el Gobierno en 2012”. Más de 27.000 investigadores han firmado la carta. “La intención de esta amplia coalición es minimizar el impacto de los recortes en la supervivencia del sistema de I+D español como parte del sistema de investigación europeo”, señala el escrito. Los promotores de la Carta son la confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), la Plataforma Investigación Digna, la Federación de Jóvenes Investigadores /Precarios y los sindicatos CC OO y UGT. Es la primera vez que se une una representación tan amplia de la comunidad científica española con este objetivo, explican a los parlamentarios europeos.

Los firmantes proponen a los destinatarios de la misiva que “promueva nuestra iniciativa para alcanzar una política científica común en Europa” y la creación de una comisión parlamentaria centrada en las políticas de UI+D de los estados miembros”. Tras expresar su apoyo a la política de la comisión Europea, que ha propuesto un incremento del presupuesto de I+D desde 52.000 millones de euros en 2007-2013 a 87.740 millones en 2014-2020 y la opción del mismo parlamento que quiere alcanzar los 100.000 millones, los promotores de la carta pasan a detallar la situación española. El presupuesto de I+D ha sufrido este año un recorte del 26% (la reducción media de los distintos departamentos ministeriales es del 16%) y se acumula ya una reducción del 34% desde 2009. Mientras tanto, Francia ha anunciado un paquete de estímulo de 35.000 millones para investigación y Alemania ha incrementado el presupuesto de sus instituciones científicas en un 5% hasta 2015.

“Nosotros apoyamos enfáticamente la visión de las instituciones de la UE y consideramos esencial el establecimiento de una política europea común para la I+D, como se ha hecho en otras áreas, que se comprometa una inversión estable y que se promocione así un crecimiento sostenido necesario para superar los numerosos problemas que afectan a la economía europea”, señala la carta enviada a los parlamentarios.

Más información