Wert dice que la selectividad no funciona porque la aprueba el 94% de los alumnos

El titular de Educación defiende en la FAES defendido la necesidad de nuevos sistemas de evaluación del rendimiento de los alumnos

"Lo de la generación mejor preparada de la historia es una bobada siendo verdad"

El ministro compartió con Ignacio Astarloa y José María Aznar EFE

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha afirmado hoy que la prueba de acceso a la Universidad (PAU) o selectividad "no funciona" porque la aprueba el 94% de los alumnos. Wert ha defendido nuevos sistemas de evaluación del rendimiento y capacidades de los alumnos españoles en todos los niveles y que estos sean "externos" y "nacionales".

"La única prueba de evaluación final de ciclo que más o menos ha persistido, que ahora se llama PAU, realmente no funciona (...) porque el 94% la pasan, es evidente que ahí hay una mala concepción", ha afirmado el titular de Educación, quien ha disertado sobre la reforma de la Educación en el Campus FAES 2012.

El ministro ha apostado por "la cultura de la evaluación". Wert ha dicho que todo fin de ciclo debe ir acompañado de una prueba externa para poder estar "seguros de que el sistema funciona de una forma razonable". Educación prepara una reforma que reintroducirá la reválida al final de cada ciclo educativo (primaria, secundaria y bachillerato). En esta última etapa, esa prueba sustituirá a la actual PAU.

Para aprobar la selectividad el sistema exige actualmente obtener una nota superior a 5. El 94% de los alumnos lo consigue, sin embargo, esto no necesariamente garantiza que los estudiantes puedan ingresar a la carrera que les interesa. La mayoría de títulos exige más nota que el aprobado justo, algunos cerca del sobresaliente.

El titular de Educación ha abogado por "la instalación consistente y robusta" de las pruebas externas porque considera que el sistema educativo español "se ha deslizado hacia la mediocridad". Wert ha criticado el criterio "letal" derivado de la "educación comprensiva" que considera esencial que el sistema educativo "no produzca segregación". "Al final la forma de no segregar es no medir y las consecuencias de no medir es que no existen aspiraciones de rendimiento", ha considerado.

Las consecuencias de no medir es que no existen aspiraciones de rendimiento"

José Ignacio Wert

Para Wert, decir que tenemos actualmente "la generación mejor preparada de la historia" en España "es una bobada, siendo verdad" porque lo importante no es estar más formados que nuestros antepasados sino "tan preparados como la mayor parte de con quienes tendrán que competir, para encontrar un puesto de trabajo".

El ministro también se ha referido a su propuesta de pruebas de evaluación nacionales. En esa línea ha recordado que, a su juicio, "las diferencias interregionales son cada vez más acusadas". Algunas comunidades, según Wert, podrían salir bien paradas con respecto a otros países de Europa mientras que "otras están en la más negra de las colas de los países".

Las diferencias, ha planteado, no solo se dan en términos de contenido, sino que también en términos de recursos. Wert ha enfatizado que entre el País Vasco y Andalucía hay una brecha de dos a uno, lo que se explica, en su opinión, por las difrencias en los montos invertidos en la materia por cada una de las Comunidades.

Wert ha calificado la reforma que plantea el Gobierno como "sensata y prudente" y de paso ha refutado que la esencia de los cambios sean "ideológicos", salvo que "sea ideológico el pretender que los españoles tengan una mejor educación".

Más información