Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Somoano, ‘el lado oscuro’ de Telemadrid

El periodista que denunció al ente por despedirle cuando se fue a la autonómica regresa como jefe de informativos

Julio Somoano
Julio Somoano

El presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, fue llamándoles por orden. Tenía apuntados en una lista los nombres de los candidatos a dirigir los informativos de la televisión pública. El jueves por la mañana, un día antes de jurar su cargo en el Congreso de los Diputados, citó a Pedro Roncal, que había sido director de Radio 5 y subdirector de informativos de TVE en los tiempos de Alfredo Urdaci. Roncal, actualmente en el Instituto Oficial de RTVE, declinó la oferta allí mismo. Su “no” fue rotundo.

Echenique recurrió de nuevo a la lista mágica, esa en la que aparecían periodistas a los que ni siquiera conocía. Llamó a Julio Somoano, responsable del informativo matinal de Telemadrid, y exalumno de Roncal en la Universidad de Navarra. En esta ocasión tuvo más suerte. Al día siguiente, en la primera reunión del Consejo de Administración, dio a conocer el nombramiento. “Fue una elección exprés”, dicen fuentes del entorno del presidente, convencidas de que la relación de candidatos fue confeccionada a medio camino entre Moncloa y Génova.

Algunos sindicatos de RTVE le reprocharon esta semana a Echenique la designación. “Le dijimos que Somoano no era de la casa, como nos quieren hacer ver, ni tiene el perfil para dirigir los informativos a la vista de su trayectoria en Telemadrid. El presidente nos respondió que es un buen profesional y con un buen currículo”, asegura una dirigente sindical.

Somoano (Oviedo, 1976) ha dejado en Twitter lo que podría ser su declaración de principios: “Me dejaré la piel por una TVE objetiva, plural y de calidad”. Pero muchos temen que este objetivo sea papel mojado y que en realidad su proyecto pase por clonar en TVE el modelo de Telemadrid.

El nombramiento de Somoano sorprendió incluso a sus compañeros en la autonómica. Recuerdan que llegó a Telemadrid como una estrella. Un rostro desconocido fichado para sustituir a un popular Luis Mariñas en el Telenoticias de las 20.30. Las audiencias se estaban despeñando y Telemadrid confió en el joven periodista. Pero el share seguía cayendo. “Somoano tenía una cuota que a veces no llegaba al 3%, lo que viene a ser un cero técnico”, dicen en Telemadrid.

En la autonómica sitúan al periodista entre el equipo de “fieles” a Esperanza Aguirre y citan a Ana Botella como una de sus principales valedoras. Asiduo a las conferencias de FAES, la fundación de estudios del PP, es autor de una tesis posmáster para la Universidad Autónoma de Barcelona en la que desgranaba la estrategia que debería seguir Mariano Rajoy si quería conquistar La Moncloa en 2008. Redactado en 2005, ese texto fue solo un trabajo académico, según su autor: “Lo hice sobre el PP como podía haberlo hecho sobre ERC”.

Muchos se sorprenden que redactara esa tesis mientras trabajaba en una televisión pública, que debería exigir independencia y neutralidad a sus periodistas. Pero Telemadrid parece diferente. Esta cadena ha sido denunciada por sus propios trabajadores. En 2007 presentaron ante el Parlamento Europeo una queja por “manipulación de la información” e “intoxicación sistemática” por parte de la dirección. “Conforme nos acercamos a las elecciones, las instrucciones son de dar cera a los socialistas”, señalaban. Además, la Comisión de Deontología de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) dictaminó que Telemadrid “faltó repetidamente a la verdad” al emitir un reportaje sobre una supuesta entrada de inmigrantes ilegales en la T4 de Barajas.

En Telemadrid, Somoano formaba parte de un grupo autodenominado El lado oscuro y liderado por el jefe de informativos, Agustín de Grado. Dedicado a jalear a Esperanza Aguirre, uno de sus iconos es el periodista Federico Jiménez Losantos. “Empezaron a llamarse El lado oscuro como una broma”, cuenta un experiodista de Telemadrid. “Cuando llegaron, muchos profesionales dejaron de firmar las informaciones porque la injerencia política era constante. No se podían hacer piezas críticas sobre Esperanza Aguirre o su Gobierno. Y ellos se mofaban. Empezaron a llamarse El lado oscuro por analogía con los malos de La Guerra de las Galaxias”.

Tras cinco años en el noticiero de la tarde, Somoano fue destinado al equipo de panaderos, el que comienza a trabajar de madrugada para poner en antena el informativo matinal. Estaba acostumbrado a este horario. En sus tiempos en Radio Nacional de España, gobernando Aznar, había presentado España a las 6, 7 y 8. Ya en 2003, los sindicatos denunciaron que obtuviera una plaza en Radio Exterior sin tener la condición de bilingüe. Y ahora recuerdan que cuando se marchó del ente público con excedencia denunció a RTVE por despedirlo cuando la empresa vio que presentaba un telediario en Telemadrid. La cadena estatal consideraba que ese trabajo era incompatible con la excedencia. La justicia le dio la razón a RTVE. Ahora Somoano vuelve por la puerta grande, aunque con el voto en contra de los trabajadores. En referéndum le han declarado “no idóneo” para el cargo. Del censo de 1.607 personas, votaron menos de un tercio. De las 472 papeletas, el 8% fueron a favor y el 70,9% en contra. Ganó la abstención en un sufragio no vinculante.