Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Observatorio contra la Violencia de Género alerta de que bajan las denuncias

La presidenta del órgano dice que la custodia compartida debe prohibirse en caso de maltrato

Las denuncias por violencia de género han descendido en el primer trimestre el año a 30.895, una media de 339 diarias, lo que supone un 2,7% menos que en los últimos tres meses de 2011. Así se desprende del úlltimo estadística del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, vinculado al Consejo General del Poder Jucidial, basado en los datos obtenidos de los 106 juzgados exclusivos de Violencia sobre la Mujer de toda España y en los 355 juzgados con competencias compartidas.

Según el informe, el 73,23% de las denuncias fueron presentadas por las víctimas, otro 11,75% fueron derivadas de partes de lesiones y un 12,21% como resultado de la intervención policial directa. Solo un 1,29% fueron presentadas por familiares. En casi seis de cada diez casos (el 55%) la relación de pareja se mantenía en el momento de presentar la denuncia.

Según la presidenta del organismo, Inmaculada Montalbán, aún existe una "bolsa oculta de maltrato que no aflora", por lo que cree "imprescindible" desvincular de las ayudas sociales la necesidad de interponer denuncia para acceder a los derechos de carácter asistencial y económico que otorga la ley. Montalbán también advierte de que los jueces de violencia sobre la mujer tienen una "sobrecarga de trabajo", por lo que estima "vital" crear nuevos órganos judiciales.

Esta mañana, tras participar en un curso de verano de la Universidad Complutense de Madrid sobre violencia de género, Montalbán se ha referido también al proyecto del Ministerio de Justicia de modificar el Código Civil para facilitar la custodia compartida de los hijos en caso de separación o divorcio. Según ha explicado, "el arma de la custodia compartida se está utilizando como un elemento amenazante para que las mujeres retiren las denuncias por violencia de género", por lo que opina que este tipo de régimen familiar es "completamente incompatible" con casos de maltrato.

En su opinión, la custodia compartida "funciona bien cuando hay acuerdo entre las partes y unas reglas comunes que los padres cumplen para evitar el perjuicio del menor", pero "antes de declarar cualquier preferencia de modelo hay que estudiarlo detenidamente y tener muy claro que en algunos casos se utiliza para intentar eludir el pago de pensión".

Sobre este asunto se ha pronunciado también en El Escorial la presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso, la diputada del Grupo Popular Carmen Quintanilla. A su juicio, no solo debería estar prohibida la custodia compartida en casos de violencia, sino también el régimen de visitas del padre maltratador a los hijos. "Yo me niego a que un padre maltratador tenga derecho a visitar a sus hijos, me niego", ha afirmado Quintanilla, que ha asegurado estar "muy preocupada" por la iniciativa de Justicia.