El profesorado de la enseñanza pública disminuye por vez primera en 20 años

Nueve autonomías atienden a 80.000 alumnos más con 4.500 docentes menos

Madrid, Galicia y Castilla-La Mancha registran el mayor descenso en el curso 2011-2012

Los recortes educativos han provocado el primer descenso del número de profesores en los colegios e institutos públicos españoles, al menos, desde hace 20 años. En cifras globales, la escuela pública contó el curso pasado con 2.870 docentes menos que el año anterior (-0,6%) para atender a 116.272 alumnos más de educación infantil, primaria, ESO, bachillerato y FP, según la estadística provisional recién publicada por el Ministerio de Educación. Pero las cifras globales, en realidad, no revelan el verdadero impacto de esa disminución, pues el descenso en algunas autonomías queda amortiguado porque en otras aún ha aumentado el número de profesores.

Así, el hecho es que en nueve autonomías las plantillas docentes de la escuela pública disminuyeron en 4.526 profesores mientras sus aulas recibieron a 80.983 alumnos más. Esas comunidades son: Madrid, con 1.279 docentes menos (-2,53%); Galicia, con 1.137 menos (-3,82%), Castilla-La Mancha, con 803 menos (-2,6%); Cataluña, 445 menos (-0,6%), País Vasco, 289 menos (-1,4%); Extremadura, 204 menos (-1,4%); Canarias, 200 menos (-0,88%); Comunidad Valenciana, 86 menos (-0,1%) y Navarra, 83 menos (-1,1%). En todo caso, algunas de ellas (Cataluña, Navarra y País Vasco) aún tienen más profesores que hace dos años; no así el resto, que han encadenado dos cursos consecutivos de descenso, de tal manera que, por ejemplo, la pública gallega atendió a 9.600 estudiantes más que dos años antes con 1.411 docentes menos o la madrileña acogió a casi 33.000 alumnos más con 1.880 profesores menos.

En el resto de autonomías, sin embargo, la plantilla creció en 2011-2012, sobre todo en Cantabria, con 412 más (6,37%) y Asturias, con 374 más (3,57%). Pero eso cambiará con toda seguridad el próximo septiembre, pues con el nuevo curso todas las autonomías están obligadas a aplicar, al menos, una parte de las medidas decretadas antes del verano por el Ministerio de Educación para recortar en enseñanza: las que aún no lo han hecho, deberán aumentar el número de clases semanales que imparten los docentes. Esa iniciativa que ya se adelantó (y así se nota en la estadística de plantillas) en Madrid, Galicia, Castilla-La Mancha o Navarra. Aumentar el número de alumnos por clase como ahora permite la normativa depende de la voluntad de cada Gobierno autónomo.

El objetivo del Ejecutivo central para reducir el déficit público no es solo recortar otros 3.000 millones de euros adicionales a los otros tantos que ya habían reducido desde 2010 las comunidades y el ministerio en sus presupuestos educativos, sino seguir profundizando hasta dejar en el 3,9% del PIB el gasto público en enseñanza en 2015, esto es, un punto menos (unos 10.000 millones menos) que en 2010.

Así, el alumnado previsiblemente seguirá aumentando mientras desciende la plantilla. En total, fueron 5.395.100 los estudiantes matriculados para el curso 2011-2012 entre escuelas infantiles, colegios e institutos (600.000 más que cinco años antes), a los que enseñaron 493.930 docentes. Con ello, el número medio de alumnos por profesor de la educación pública se elevó a 10,9 (superior al 10,8 del curso 2005-2006) en las enseñanzas generales no universitarias (desde infantil hasta FP superior). Un curso antes (2010-2011), el profesorado había aumentado en 5.471 docentes (1,1%) y el alumnado en 136.389 escolarizados (2,65%), a pesar de esas seis autonomías (Canarias, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia y Madrid) donde ya habían empezado a disminuir.

La estadística del ministerio refleja el número de profesores que ejercen docencia directa en un centro, con independencia de que sean funcionarios o interinos. Así, el número de interinos que han perdido su empleo puede ser mayor del que indican la disminución de plantillas, pues entre las medidas de ahorro que han puesto en marcha las comunidades están la reducción del número de liberados sindicales (que han vuelto a sus centros) y la disminución de todo tipo de licencias para los profesores. Además, al tratarse de un avance provisional de datos, es muy difícil establecer la evolución de las plantillas en cada etapa educativa, pero el responsable del departamento de estudios de CCOO Enseñanza, Juan B. Martínez, cree que el mayor descenso se concentra en los institutos de educación secundaria.

Aumento en la privada

En total, los centros educativos públicos y privados atendieron el curso pasado a 7,99 millones de estudiantes, 131.972 (1,7%) más. La enseñanza privada (la inmensa mayoría, concertada) escolarizó a 2,5 millones de alumnos (2,2% más), con 188.713 profesores, es decir, 2.004 más. Este incremento de docentes puede deberse fundamentalmente al aumento de centros de educación infantil de primer ciclo, según la nota explicativa que acompaña a las estadísticas de Educación, que se basan en los datos aportados por las comunidades.

En todo caso, esta estadística también cambiará previsiblemente de tendencia el próximo curso, pues las medidas para disminuir plantillas (sobre todo el aumento de ratios) también afectarán a la enseñanza concertada. 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana