La contrarreforma de RTVE

El nuevo equipo destituye a los periodistas cuestionados por dirigentes del PP

Cambia la cúpula directiva y ascienden altos cargos de la etapa de Aznar

Urdaci, Echenique y Somoano, vistos por Sciammarella. / Sciammarella

Poco ha tardado el nuevo equipo, capitaneado por el abogado del Estado Leopoldo González-Echenique, en estampar su sello en RTVE. Los altos directivos han sido relevados de sus cargos de forma vertiginosa, y con ellos han caído también algunas de las estrellas de la radio y la televisión pública. En el viejo ente público ha ocurrido lo de siempre: cambia el Gobierno y la onda expansiva genera un tsunami que lo arrasa todo.

La ley de 2006 pretendía precisamente dejar la corporación al margen de los vaivenes políticos y convertirla en un medio independiente de verdad. Pero el PP ha recuperado la vieja tradición de arrasar con todo lo anterior y ha dado el mando a los que lo ejercieron en los tiempos de Aznar. Algunos profesionales hablan ya de “revancha”.

Con agostidad, cuando muchos estaban de vacaciones, el director de informativos de TVE, Julio Somoano, ha ido destituyendo uno a uno a los responsables de algunos programas emblemáticos. Esta semana han cesado a la conductora de Los desayunos de TVE, Ana Pastor; la directora de Informe semanal, Alicia G. Montano; y el responsable de La noche en 24 horas, Xabier Fortes. También ha sido relevada la editora del Telediario-1, Josefa Rodríguez Voces. “Si no se hubiese ido, también habría caído Pepa Bueno”, dice un ex alto cargo de la cadena pública en referencia a la que fuera responsable del Telediario-2.

El nuevo equipo ha desmantelado completamente la estructura creada por Fran Llorente, que se hizo cargo del área en 2004, tras la victoria de José Rodríguez Zapatero. Sustituía a Alfredo Urdaci, cuya etapa es recordada en Torrespaña por la sentencia de la Audiencia Nacional que condenaba a la televisión pública por manipulación durante la cobertura de la huelga general del 20 de junio de 2002.

Echenique ficha al núcleo duro de sus colaboradores fuera del ente

Ahora, ocho años después, TVE vuelve a colocar en puestos clave a los que mandaban en la etapa de Aznar. La corporación se limita a afirmar que Somoano ha completado su equipo directivo, “en el que se conjugan renovación y veteranía para la nueva temporada”. Entre esos veteranos están periodistas que trabajaron de cerca con Urdaci, como Jenaro Castro, director de Informe semanal, o Ángel Nodal, el número dos de Somoano. La larga sombra de Urdaci alcanza a los puestos intermedios, las distintas áreas de noticias, controladas ahora por Cristina Ónega (Nacional), Silvia Rodríguez Marino (Economía), Diego Arizpeleta (Internacional) y Cristina Alcaine (Sociedad). Son periodistas “de reconocido prestigio y larga trayectoria en la casa”, dice TVE.

Los socialistas, a menudo molestos con los telediarios de Llorente, no ahorraron ayer críticas ante esta oleada de cambios. “Primero se cargaron la ley con un decretazo; ahora destituyen a los profesionales. Se confirman nuestros peores temores sobre la RTVE del PP”, dijo el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Rubalcaba: “Se confirman nuestros peores temores sobre la televisión del PP”

Algunos de los afectados no dudan en afirmar que tras su cese hay evidentes connotaciones partidistas. “A mí me han destituido por hacer periodismo y por una decisión política”, dice Ana Pastor.

En manos del nuevo equipo está la definición del modelo del Canal 24 Horas, sobre todo tras la salida de Xabier Fortes. Una de las alternativas barajadas, según fuentes de la corporación, pasa por transformar esta televisión en una rueda informativa pura y dura, minimizando los debates de actualidad política o incluso suprimiéndolos. “A Moncloa le dan alergia las tertulias”, dicen en Torrespaña.

El Canal 24 Horas podría convertirse en una rueda de boletines, sin debates

También en la radio se ha hecho tabla rasa. Para ocupar los puestos directivos han sido nombrados los mismos que estuvieron al mando antes de 2004. Empezando por su nuevo director, Manuel Ventero, que entre 2000 y 2004 fue jefe de los informativos de RNE. En la radio ha corrido el escalafón: su segundo de entonces, Juan Fernández Vegue, ha sido ascendido a jefe de informativos.

Tan abruptas como en TVE han sido las destituciones en RNE. A algunos les pilló casi en antena. El primero que se quedó sin programa de la noche a la mañana fue Juan Ramón Lucas, que estaba al frente del magacín matinal de Radio 1, En días como hoy, y se enteró casi en directo de que iba a ser sustituido. La empresa le ofreció recubicarse en otra franja horaria, ya que Lucas tiene todavía un año de contrato. Menos contemplaciones tuvo RNE con Toni Garrido, responsable del magacín vespertino Asuntos propios. Garrido, que se había despedido anticipadamente de los oyentes como prevención, se enteró de rebote. “No he recibido ninguna comunicación oficial”, dijo al conocer por una nota de RTVE que no contaban con él.

Moncloa “tiene alergia a las tertulias”, dicen en Torrespaña

Ambos tienen ya sustitutos. Manolo H. H. presentará el formato matinal y Yolanda Flores pilotará el de la tarde. La corporación subraya que se trata de profesionales de la “casa”. Flores, con 25 años de experiencia en la radio pública, presentaba hasta ahora el programa De película. Pero en los últimos años ha estado muy vinculada a televisión, donde ha conducido, entre otros, El ventilador o TNT, formatos de Telecinco enfocados al cotilleo sobre los famosos. Flores atesora un perfil bien distinto del de su antecesor, casi antagónico. Garrido apostó por la creatividad y la innovación. Los oyentes le recompensaron. En pocos años subió un 50% la audiencia vespertina.

Para forjar la nueva RTVE, su presidente ha echado mano también de profesionales llegados de fuera. Una estrategia que no es la mejor manera de ahorrar en un momento en el que el Gobierno le ha recortado a la corporación 204 millones de euros. Echenique ha fichado de fuera a cuatro miembros del núcleo duro de la corporación: Ignacio Corrales, exdirectivo de Vértice y ahora director de TVE; Alfonso Nasarre, nuevo director de Comunicación y Relaciones Institucionales, procedente de la Cope; Laura de Rivera, secretaria general de la corporación, procedente de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, y Teófilo García, un ingeniero agrónomo convertido en director general corporativo.

Algunos sindicatos lamentan que al frente de TVE, la empresa que más dinero maneja, “no se haya apostado por gente de la casa”. “Corrales ha tenido intereses en productoras privadas. Es como si los socialistas hubieran nombrado a Roures”, dice un dirigente de UGT. Exdirectivo de Vértice 360º, Corrales ha ocupado cargos en Multipark, A3Z, Sogetel, Aurum y Notro Films, entre otras compañías.

No solo en los nombramientos se percibe la contrarreforma de RTVE. El cambio impulsado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy para que consejeros puedan ser nombrados por mayoría absoluta en las Cortes (la ley de 2006 exigía una mayoría de dos tercios) devuelve a RTVE a hace 32 años. El Estatuto del ente público, aprobado en 1980, ya recogía que los miembros del Consejo de Administración serían nombrados por el Congreso y el Senado “mediante una mayoría de dos tercios”. En 2012, al PP no le cuadraban las cuentas y, en vez de negociar con la oposición, optó por lo más cómodo: cambiar la ley.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana