Selecciona Edición
Iniciar sesión

“Juro que dejaré mi ética en segundo plano en época de crisis”

Médicos del Mundo lanza una impactante campaña para que los sanitarios atiendan a sin papeles

Médicos del Mundo ha anunciado el lanzamiento de la campaña Derecho a curar para sumar adhesiones de profesionales sanitarios a la objeción de conciencia contra la exclusión sanitaria de las personas inmigrantes en situación irregular y contribuir así a la iniciativa puesta en marcha el 10 de julio por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), que suma ya más de 1.300 objetores.

"En cuanto se publicó en abril el real decreto, vimos que rompe con la trayectoria del Estado del bienestar. Es la primera gran regresión en sanidad", explica el coordinador de la campaña, Stefan Meyer. La iniciativa comprende, asimismo, otras acciones ciudadanas a través de su web www.derechoacurar.org y movilizaciones en la calle junto a asociaciones de inmigrantes los días 31 de agosto y 1 de septiembre.

Álvaro González, presidente de Médicos del Mundo, rechaza la reforma del Gobierno, en primer lugar, por ser "arriesgada y médicamente irresponsable", una falta de atención que puede desembocar en el mal control y propagación de enfermedades. El real decreto choca, asimismo, "con el derecho fundamental a la salud recogido en la Constitución y varios acuerdos internacionales firmados" y se basa en "el mito de que los inmigrantes vienen para ser atendidos, cuando vienen para buscarse la vida", argumenta.

La iniciativa, dirigida en un primer momento a médicos y médicas de familia, se amplía a profesionales de todas las especialidades médicas, de enfermería o administrativos de salud ya que, como reconoce González, "queremos servir de vehículo de transmisión para que el personal sanitario reivindique, ejerza su derecho a la resistencia y su derecho a curar a toda persona que lo requiera, independientemente de su situación administrativa".

De Hipócrates a un video

SERGIO DELGADO SALMADOR

El Iimpactante vídeo que promociona la campaña "partió del juramento hipocrático, con la idea de darle una vuelta y hacer una sátira", comenta John Woods, productor del mismo. Con la mirada clavada en la cámara y frases duras del personal sanitario, la campaña ha querido destacar el principio general en medicina de "atender con la misma diligencia y solicitud a todos los pacientes, sin discriminación alguna", según recoge el código ético del Consejo General de Colegios de Médicos de España. "La ley pide un juramento distinto al existente, así que nos planteamos un nuevo escenario en el que este fuese real, pero al tener los dedos cruzados como los niños, se muestra que no vale y te devuelve a la realidad", concluye Woods.

Derecho a curar ha elaborado, asimismo, diferente material como cartelería, vídeos virales, pegatinas e insignias para redes sociales. Además, la campaña cuenta ya con el apoyo de sociedades médicas, asociaciones profesionales y ONG.

González, ha insistido también en que la iniciativa lanzada por Médicos del Mundo también busca sensibilizar y movilizar a la ciudadanía en apoyo de la profesión médica y a favor del derecho a la salud. La web incluye para ello diversos materiales como una carta modelo que cualquier ciudadano puede dirigir a su médico para solicitarle que objete contra la exclusión de las personas inmigrantes.

En la Comunidad de Madrid cerca de 300 médicos se han sumado ya a la rebelión. Junto a estos, Comunidades Autónomas como Andalucía, País Vasco o Asturias se han mostrado también contrarias a la ley, lo que puede producir "diferencias entre territorios e, incluso, flujos migratorios", puntualiza González. A pesar de que la objeción de conciencia por parte del personal sanitario cuenta con opositores, Meyer apuesta por asegurar la atención sanitaria, "aunque haya que hacerlo por la puerta de atrás".

Más información