Selecciona Edición
Iniciar sesión

Wert planea blindar las subvenciones a los colegios que separan por sexo

Educación cambiará la ley para que no se considere discriminatoria esta enseñanza

El ministro de Educacion Cultura y Deportes José Ignacio Wert.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha dado un paso más en su defensa de los colegios concertados que solo admiten a alumnos y alumnas por separado. Está dispuesto a cambiar la ley si es necesario para que estos centros sigan recibiendo subvenciones. Wert intentaría blindar así a 70 colegios de enseñanza diferenciada ante las dos sentencias del Tribunal Supremo en las que se fija que la actual Ley Orgánica de Educación (LOE) no permite que se financien con dinero público.

Durante el anterior mandato del Gobierno del PSOE fue cuando se aprobó la LOE, en 2006. Además, los socialistas incluyeron la prohibición explícita de que esos centros reciban dinero público en otro proyecto de ley que no les dio tiempo a tramitar y aprobar durante la última legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero. Ante los vaivenes de la batalla judicial y política, lo que reclamaba hace unos días Joan Curcó, el director de Fomento de Centros de Enseñanza, la patronal vinculada al Opus Dei a la que pertenecen la mayoría de los colegios que segregan, es que se pronuncie el Tribunal Constitucional. Curcó reconoció que la posibilidad de que el PP modifique ahora la norma no es descabellada. Pero añadió que la incertidumbre continuará cuando cambie el color político del Gobierno.

Qué dice la ley

Las leyes anteriores. La LODE de 1985 y LOCE de 2002 decían prácticamente lo mismo: “En ningún caso habrá discriminación en la admisión de alumnos por razones ideológicas, religiosas, morales, sociales, de raza o nacimiento”.

Ni por el sexo. La ley de 2006 hoy en vigor, la LOE, incluía el sexo entre los motivos de discriminación: “En ningún caso habrá discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. Esa inclusión, según el Supremo, excluye de las subvenciones a los centros que separan por sexo.

La reforma. El ministro Wert dice que no se cambiaría el artículo anterior, sino que se haría alguna referencia explícita en la ley a que las escuelas que separan no discriminan y, por lo tanto, pueden recibir subvenciones.

El Supremo basa el rechazo a que los centros que segregan sean financiados con fondos públicos en el artículo 84.3 de la ley que ahora se plantea cambiar el PP. En ese apartado se indica que, durante la escolarización en los centros públicos y concertados, "en ningún caso habrá discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición". El Supremo entiende que solo admitir chicos o chicas es discriminar. Sería bastante complicado que el Gobierno del PP asumiera el impacto de eliminar la referencia a la discriminación por sexo de la norma.

Wert, en una entrevista en la Cadena SER, ha mostrado este jueves sus cartas: "No es preciso tocar la descripción que se hace de las causas de discriminación que no son admisibles. Pero sí es posible hacer alguna referencia explícita a que esta modalidad de oferta educativa en determinadas condiciones no tiene por qué suponer ni discriminación ni segregación". Es decir, lo que haría el ministerio es incluir un apartado que deje claro que la educación diferenciada no implica discriminación en la escolarización y, por tanto, pueden seguir los conciertos.

Wert también ha reconocido que habrá que estar pendiente de lo que resuelva el Constitucional, algo que se dilatará bastante. El ministro espera que la modificación de la LOE empiece a tramitarse en los próximos meses.

Entre las razones que Wert ha dado para defender este tipo de enseñanza está un convenio firmado en 1960 con la Unesco en el que se señala que la educación diferenciada no es discriminatoria. Es el mismo razonamiento del voto particular que se incluye en los dos fallos del Supremo y que defiende las subvenciones.

El ministro ha empleado también otro argumento recurrente en los debates que afectan a la educación católica: el derecho constitucional a que los hijos reciban "la formación religiosa y moral" acorde con las convicciones paternas. En el caso de los centros que segregan, el Supremo sostiene que la pérdida de financiación no perturba "el derecho constitucional de los padres, que conservan el derecho de libre elección".

No es la primera vez que este tribunal aclara que este derecho no es un saco sin fondo. Cuando rechazó la objeción a Educación para la Ciudadanía —materia que Wert ya ha cambiado y que hará desaparecer de primaria— el Supremo afirmó que no lesiona la libre elección. El tribunal también rechazó que se dañe este derecho cuando los hijos no logran plaza en el colegio que desean sus padres.

Galicia se escuda en su Tribunal Superior

RAÚL RÍOS

La Xunta de Galicia hará oídos sordos al Tribunal Supremo y mantendrá el concierto con los cinco colegios que segregan al alumnado por razón de sexo en Galicia, vinculados al Opus Dei. Además de achacar la cuestión a "dos casos concretos de otras dos comunidades", el ejecutivo de Feijoo se apoya en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia que en 2009 ratificó las ayudas a estos centros ante los recursos interpuestos por la CIG, CC OO y UGT. El portavoz de Educación del PP galledo, Román Rodríguez, ha criticado al BNG y al PSdeG por "no respetar la libertad individual" en la elección del colegio. Actualmente, los sindicatos gallegos están a la espera del Supremo, al que llevaron sus recursos tras el fallo desfavorable del TSJG.

“El fallo del Supremo no nos afecta”, dice Valencia

NEUS CABALLER

La Generalitat valenciana no se plantea suprimir el concierto con los siete colegios que segregan alumnos por sexo, en su mayoría vinculados al Opus Dei, pese a que el Tribunal Supremo ha sentado doctrina. El consejero de Gobernación, Serafín Castellano, ha zanjado la cuestión afirmando que el fallo que declara ilegales las subvenciones públicas a estos centros "solo afecta a Andalucía y Cantabria". "Formalmente no se plantea la cuestión en la Comunidad Valenciana", ha rematado. La Consejería de Educación considera: "El fallo del Supremo no nos afecta, porque la Comunidad Valenciana no ha sido parte del proceso". En agosto amplió el concierto con dos colegios de la provincia de Castellón, cuando el tribunal había fallado el 23 de julio en contra en Cantabria y el 24 en Andalucía.

El concierto a ocho centros se mantiene en Madrid

P. ÁLVAREZ

"Por supuesto que mantendré los conciertos". La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha confirmado este jueves que no retirará las subvenciones a los ocho centros que separan por sexos en la región y que reciben ayudas públicas. Un portavoz de la Consejería de Educación añade que, de momento, no tienen nuevas peticiones. Madrid no solo concierta el modelo. Al menos en dos ocasiones ha cedido suelo público para centros de este tipo vinculados al Opus Dei. La Comunidad se escuda en "la libertad de elegir colegio de los padres" cuando defiende el apoyo institucional a la enseñanza concertada. Aguirre ha repetido ese mismo argumento aunque el Supremo considere que la elección de las familias no peligra por la retirada de subvenciones.

Más información