Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Gobierno aprueba la compra centralizada de vacunas

El ahorro estimado supera los 30 millones

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el convenio para la compra centralizada de todas las vacunas, tanto de adultos como infantiles, del Sistema Nacional de Salud para los próximos dos años. La medida es un paso más para aprovechar la economía de escala, ya que permite negociar mejores precios con los laboratorios al encargar más cantidad de dosis. El ahorro estimado puede superar los 30 millones de euros.

La compra centralizada de medicamentos va tomando forma poco a poco. La empezó el anterior Gobierno con las vacunas de la gripe, y la última ministra de Sanidad socialista, Leire Pajín, ya avanzó la propuesta de generalizarlo. El real decreto ley de medidas para lograr el ahorro de 7.000 millones en Sanidad de abril de este año ya incluía una ampliación de los productos susceptibles de ser comprados de manera conjunta. Cuando esta medida se generalice, el ministerio calcula —según la memoria económica del real decreto ley— que los ahorros pueden llegar a 1.000 millones anuales. Así que todavía tiene mucho margen de mejora.

Tres convenios

En verdad, lo que ha aprobado hoy el Consejo de Ministros son tres convenios, ya que hay tres grupos de medicamentos implicados con participación distinta de las comunidades. Este es uno de los lastres burocráticos de esta idea para ahorrar: cada propuesta (un medicamento o un producto de ellos) necesita un convenio específico. A unos se apuntan unas comunidades, y a otros, otras. Las comunidades que no lo hacen suelen argumentar que ya tienen convenios con los laboratorios en vigor o que el precio que ellas pueden conseguir ya es suficientemente bajo.

En este caso hay un paquete con las vacunas infantiles comunes (no se ha incluido la de la neumonía, ya que solo la daban Madrid y Navarra y la primera la ha retirado para ahorrar), la mayoría de las de adultos y las del viajero (fiebre amarilla, tifoideas). Los otros convenios son para algunos medicamentos como la vacuna del meningococo y la del virus del papiloma. En esta última no hay un acuerdo entre las comunidades sobre a qué edad suministrarla (y está pendiente el debate de si seguir las recomendaciones de EE UU y darlas a niños también).