El barco de Scott, hallado en Groenlandia

El ‘Terra Nova’ se hundió 30 años después de su viaje a la Antártida

El naufragio del 'Terra Nova'. / SCHMIDT OCEAN INSTITUTE

Un siglo después de que su nombre quedara ligado a una gesta fracasada, la conquista del Polo Sur, el barco que llevó al británico Robert F. Scott a la Antártida ha sido hallado. El Terra Nova yace en aguas del sur de Groenlandia, donde se hundió en 1943 tras chocar con un iceberg. Para entonces, el velero se había convertido en un pesquero.

Lo ha encontrado un grupo de investigadores del Schmidt Ocean Institute (organización científica independiente). No lo buscaban, pero ahí estaba. “Fuimos afortunados”, cuenta por teléfono el director científico de la organización, Victor Zykov. El sónar que probaban (el motivo de su expedición) devolvió la imagen de una protuberancia de 57 metros de largo en el fondo del mar. La medida, coincidente con la del histórico barco, hizo sospechar que podría ser el Terra Nova. Para corroborarlo el equipo a bordo del Falkor —buque del Schmidt Ocean Institute— sumergió dos cámaras a más de 300 metros de profundidad. Y las imágenes lo confirmaron: la chimenea y los mástiles que se veían coincidían con los del Terra Nova.

Tampoco es que haya sido solo una cuestión de azar, según explica Zykov. “Uno de los expertos que viajaba en nuestro barco es un amante de la historia del Terra Nova y sabía dónde podía estar”, explica. Como el lugar que citaba, el sur de Groenlandia, era también un sitio adecuado para probar el sónar, la expedición puso rumbo hacia allí.

Pese a que el equipo del Schmidt Ocean Institute celebró el hallazgo, fue pocos días después de comunicarlo cuando se dieron cuenta de la importancia. Organizaciones, investigadores y arqueólogos de todo el mundo empezaron a llamarles interesados en el barco que utilizó Scott para viajar a la Antártida con el propósito de alcanzar el Polo Sur. El británico fracasó —el triunfo fue para el noruego Roald Amundsen— y murió en el empeño, en 1912.

“Ya hemos comprobado que nuestro equipo funciona bien”, dice Zykov. Los descubridores del pecio del Terra Nova han concluido su misión. El barco sigue donde estaba. ¿Dónde? La respuesta precisa solo la puede dar el Gobierno de Estados Unidos, según el director científico del Schmidt Ocean Institute. Sus descubridores han evitado difundir la localización exacta para “protegerlo de saqueadores”, explica Zykov.

Las circunstancias del hundimiento y el tiempo transcurrido han provocado que el Terra Nova, con casco de madera, esté muy deteriorado, a juzgar por las grabaciones. Tanto, que Zykov no cree que sea posible reflotarlo ni trasladarlo. Pero confía en que futuras investigaciones “den una perspectiva sobre como viajó Scott”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana