La pesca de arrastre modifica el relieve de los fondos marinos

Los resultados revelan que la sedimentación del suelo se ha visto alterada por este tipo de actividad pesquera

Un pescador amarra su barco en un puerto de Andalucía / EFE

La pesca de arrastre intensiva ha alterado de manera significativa en solo cuatro décadas el relieve del fondo marino, según un artículo publicado en el último número de la revista Nature. El estudio, firmado por un equipo científico de la Facultad de Geología de la UB y el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC), recalca el impacto de esta actividad sobre el lecho marino de los caladeros de pesca del talud continental superior (entre los 200 y los 900 metros de profundidad), especialmente en el noreste de la costa catalana, en concreto, en el cañón submarino de La Fonera.

Los resultados revelan que el "arado" reiterativo de los residuos del lecho marino por los arrastres de los barcos ha alterado la sedimentación del suelo. Además ha ablandado y simplificado la morfología submarina original.

El equipo de investigadores ha empleado varios instrumentos oceanográficos para medir el sedimento marino y así poder determinar el efecto del arado que ejerce la pesca de arrastre en el suelo. Además, con una serie de mapas batimétricos han demostrado que los cambios en el relieve submarino se han producido en las áreas de arrastre, las cuales contrastan con los suelos no concurridos por esta flota, que conservan su orografía original.

El arrastre de las redes sobre el fondo del mar remueven y levantan las partículas que forman el sedimento de la zona superficial. Según Pere Puig, investigador de l’ICM-CSIC, "los taludes continentales, y en particular los flancos o las vertientes de los cañones submarinos, son regiones del fondo marino con una pendiente relativamente elevada y que tradicionalmente han sido explotadas por las flotas arrastreras. Con el paso de las artes de pesca, los sedimentos superficiales se levantan con facilidad y tienden a desplazarse en suspensión a favor de la pendiente.  Esto provoca avalanchas de fango que se desplazan desde los caladeros hacia sectores situados a mayor profundidad”. Esta acción, comenta el experto, "contribuye a la erosión y a remodelar grandes extensiones de los taludes continentales debido a esta actividad humana".

El artículo de Nature profundiza en la transformación morfológica de los taludes continentales por el impacto de la pesca de arrastre y las comparan con las modificaciones morfológicas causadas por las actividades agrícolas en la tierra. "Los caladeros de pesca en los taludes continentales serían el equivalente en el mar a un campo de cultivo en una ladera de una montaña que se ha arado de forma continuada hasta modificar su relieve original", detalla Puig.

Para el catedrático Miquel Canals, del Departamento de Estratigrafía, Paleontología y Geociencies Marinas de la UB., “una diferencia destacable es que en las tierras de labor el arado suele llevarse a cabo una o dos veces al año, mientras que en los caladeros del talud continental, el arrastre se puede llegar a producir a diario”.

Los científicos han llevado a cabo una recopilación bibliográfica de las principales zonas de pesca de arrastre intensiva en los taludes continentales de todos los océanos, con el fin de destacar el alcance a nivel global de esta actividad. El trabajo, basado en numerosos proyectos de investigación, subraya también que las condiciones naturales de los taludes continentales se han visto afectadas por la pesca de arrastre. 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana