Ser universitario cada vez sale más caro

La liberalización de las tasas dispara las diferencias de coste entre comunidades. Algunas han congelado los precios pero otras los han subido hasta un 50%

Las diferencias de precios de las matrículas en las universidades públicas de las comunidades se han disparado este curso, con unas subidas que van desde la nada (Asturias y Galicia han congelado las tasas para los que se matriculen por primera vez) hasta los 350 o 400 euros en algunas carreras en Cataluña, Madrid o Castilla y León. Las distancias ya eran muy grandes: después de un cuarto de siglo en el que las autonomías elegían cada año la subida de precios dentro de una horquilla que marcaba el Gobierno, ya habían llegado hasta un 100% de diferencia en algunos casos. Pero de un curso para otro, se ha pasado a unas distancias que llegan al 136% en las carreras más caras, como Arquitectura o Medicina (750 euros en Andalucía, 1.772 en Castilla y León) y hasta el 173% en el máster de formación del profesorado (obligatorio para los que quieran ejercer como docentes en institutos): 879 euros en el País Vasco y 2.400 en Cataluña. En esta última, los estudiantes pagarán por primera vez según su renta familiar, pero si comparamos el precio máximo para Medicina en Cataluña, 2.371 euros, con los 750 euros de Andalucía, la distancia se dispara hasta un 216%.

Coste de las matrículas.

Todos estos datos se refieren a un estudiante que se matricula por primera vez en una carrera o pasa de un curso sin ningún suspenso, pues la gran mayoría de comunidades han aplicado subidas mucho mayores a los repetidores (con lo que también van aumentando las diferencias). Por ejemplo, hacer por tercera vez una sola asignatura de Enfermería en La Rioja o Navarra cuesta lo mismo que todo el primer curso de Administración y Dirección de Empresas en Galicia. También los másteres generales (los que no son obligatorios para ejercer una profesión) han experimentado aumentos que han llegado a multiplicar su precio por dos de un año para otro en Cataluña, Madrid o Comunidad Valenciana.

En el máster de formación docente la brecha alcanza un 173%

¿Por qué se han disparado las diferencias este año? Porque, en la práctica, los precios se han liberalizado. Todo empezó con el cambio del sistema de horquillas de subidas de precio con el decreto de recortes en educación aprobado en abril por el Ministerio de Educación. El nuevo sistema obliga a acercar lo que pagan los estudiantes en sus matrículas a lo que realmente cuestan los estudios, hasta cubrir entre el 15% y el 25% en primera matrícula, porcentaje que aumenta para los repetidores hasta llegar al 100%.

El problema es que no se sabe exactamente qué proporción pagaban los alumnos hasta ahora, ni existen datos oficiales ni sistemas de cálculo claros (por ejemplo, ¿hay que cobrar una parte de la investigación a los alumnos?). Hasta que todo eso no esté claro, lo que ha ocurrido es que cada Gobierno autónomo, dependiendo de su orientación política y de sus ahogos económicos, ha hecho lo que ha querido.

Tomando los ejemplos de varias carreras de grado (los nuevos títulos europeos que sustituyen a diplomaturas y licenciaturas), se puede hablar de tres grupos. El primero, el de las que han subido un 20% o más el precio de un año para otro: Madrid, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Canarias y Cataluña. De esta última se ha tomado para este reportaje el precio medio entre la tasa más barata y la más cara en cada carrera.

Castilla y León, Madrid, Canarias y Valencia, donde más suben 

En Madrid, las mayores subidas se dan en las titulaciones más baratas: por ejemplo, Estudios Ingleses, Derecho o Administración y Dirección de Empresas suben 436 euros (un 51%) hasta los 1.279 (a todos los costes que se dan en este texto hay que sumarles unos 50 euros de gastos de secretaría o seguros). Las de coste intermedio-alto, como las ingenierías o Arquitectura, suben un 30% (de 1.237 a 1.608) y las más caras, como Medicina, un 23% (de 1.316 a 1.628). Castilla y León ha hecho algo parecido, con subidas en la parte baja de 44% y del 28% en la parte alta.

Las otras cuatro autonomías que han aumentado significativamente las matrículas han aplicado subidas lineales: Canarias (con un incremento en torno al 41%, deja de tener la universidad más barata de España), la Comunidad Valenciana (33%), Cataluña (25%) y Castilla-La Mancha (20%).

El decreto de recortes del ministerio cambió el sistema de horquillas que se utilizaba

Otro grupo lo formarían quienes han congelado los precios de la primera matrícula (Asturias y Galicia) y los que los han subido en torno al IPC, entre 1,8% y 4%, es decir, como se hacía hasta ahora: Navarra, Aragón, Andalucía, La Rioja, País Vasco, Extremadura y Cantabria. Entre ellos, Andalucía es la única que tiene un mismo precio para todas las carreras, independientemente de la rama de conocimiento: 750 euros. En un punto intermedio están Murcia (11% de subida), Baleares (entre el 6% y el 9%) y la UNED, cuyos precios son fijados por el Ministerio de Educación (del 6% al 9%).

Sin embargo, la inmensa mayoría sí ha aplicado aumentos muy importantes en las segundas y sucesivas matrículas: en la universidad no se repiten cursos completos, solo asignaturas. Mientras que Asturias, Aragón y País Vasco han subido relativamente poco el coste, en Madrid, Navarra y Canarias casi se ha multiplicado por dos el precio de las segundas oportunidades. En cuanto a las terceras y las cuartas, los incrementos están entre el 10% y el 40% en Asturias y entre el 259% y el 362% en Canarias. De ese modo, matricularse por tercera vez de una sola materia de seis créditos en una carrera de las más caras (las sanitarias) cuesta desde 177 euros en País Vasco hasta 616 euros en Cataluña. Y cursar por cuarta vez una materia en alguna titulación de Humanidades cuesta desde 127 euros en País Vasco hasta 568,5 en Madrid.

El profesor de la Universidad de Jaén y experto en financiación universitaria Juan Hernández Armenteros calcula que el coste medio de una matrícula, con segundas y terceras oportunidades incluidas, será este año de unos 1.900 euros, teniendo en cuenta siempre esas diferencias entre comunidades que pueden ser muy superiores al 100%.

En el actual contexto de crisis, algunos temen que la subida de precios, sumada al endurecimiento de los criterios académicos para obtener y mantener una beca, vaya a reducir el número de estudiantes universitarios. La asociación de alumnos FAEST, con datos preliminares de media docena de campus, pronosticó hace unos días una bajada de la matrícula de un 10%. Sin embargo, más que el descenso del alumnado, las universidades creen que se puede producir una fuerte bajada en el número de las asignaturas de las que se matriculan los estudiantes. Los procesos de matriculación aún están abiertos.

Lo que sí podría sin duda resentirse es el alumnado de los másteres oficiales. Aquellos que habilitan para una profesión, como el de profesorado de secundaria, han mantenido su precio en Galicia, Murcia, Baleares y Asturias, pero se han encarecido hasta el 35% en Madrid (hasta 2.100 euros) y un 64,5% en Cataluña, hasta 2.400 euros. Entre este y el más barato, en País Vasco (879 euros), hay un 173% de diferencia.

En cuanto al resto de másteres oficiales, hay algunos con características, y precios, que se salen de la norma (se estudian en parte en otros países, están asociados con universidades extranjeras o con empresas), como el de Administración y Dirección de Empresas de la Carlos III, que cuesta 11.500 euros al año. Entre los demás, las subidas de este año pueden llegar al 171% en Canarias, donde el más barato de los que no habilitan para una profesión cuesta 3.900 euros, lo mismo que cuestan en Madrid, y un poco más caros que los andaluces: 3.600 euros.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista de Educación de El País

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana