¿Cuántas calorías tiene un Big Mac?

McDonalds incluye la información del valor energético de sus productos en todos sus restaurantes como una medida más para combatir la obesidad en EE UU

McDonald's y calorías. AP

Los restaurantes McDonald's de Estados Unidos han empezado a incluir este lunes la información sobre las calorías que contienen sus productos. La mayor cadena de hamburguesas del mundo toma esta decisión tras el aviso, el pasado agosto, por parte del Tribunal Supremo de controlar los alimentos en este tipo de establecimientos con el fin de combatir la obesidad. Esta enfermedad es la quinta causa de muerte entre los estadounidenses, según los últimos datos recogidos en 2011. La iniciativa está incluida dentro de la reforma sanitaria del presidente, Barack Obama, que exige a las marcas que cuenten con más de 20 locales a mostrar dicha información.

En el establecimiento situado en la calle 14 en Washington nada parece diferente a cualquier otro día, las colas para pedir siguen siendo muy largas -los precios de esta comida son de los más baratos del país-. Las fotos de los menús parecen las mismas, pero no lo son. Abajo, a la derecha de cada imagen de las diferentes comidas, hay algo nuevo, está indicado el número de calorías: "Un Big Mac, 550. El menú completo con patatas fritas y refresco de 930 a 1170". "La gente no se fija en eso, yo no noto la diferencia con otros días. Lo único es que, si un cliente quiere saber el valor energético de lo que come, ahora puede", dice con rapidez el encargado del local.

Queremos hacer esto de forma voluntaria. Realmente creemos que ayudará a la educación de nuestros clientes"

Jan Fields, presidente McDonald's en EE UU

La empresa tomó esta decisión el pasado miércoles y afectará a todos los restaurantes del país y los McAuto -servicio de recogida de comida en el coche-. La compañía cuenta con más de 14.000 restaurantes en todo EE UU. McDonald's se adelanta así al requerimiento del Tribunal Supremo. La fecha para implementar esta información está fijada para principios del próximo año.

"Queremos hacer esto de forma voluntaria", ha explicado en un comunicado el presidente de McDonald's en EE UU, Jan Fields. "Realmente creemos que ayudará a la educación de nuestros clientes", ha añadido. La medida ya se aplicaba en ciudades como Nueva York y Philadelphia bajo sus leyes estatales, en estas ciudades este tipo de "información no ha variado lo que los clientes piden. Normalmente las combinaciones de menú no varían, sino que la gente se siente mejor al conocer esta información", ha reconocido Fields.

La empresa entiende que la información sobre las calorías, no es una varita mágica para luchar contra la obesidad, pero "puede tener un efecto a largo plazo", ha indicado Margo Wootan, directora de Políticas en Nutrición a la agencia Associated Press. "La obesidad no es una cosa en la que un día te despiertas, y estás gordo. Es un proceso lento. Este tipo de medidas ayudan a que las personas elijan mejor lo que quieren comer y que las empresas busquen alternativas más saludables al verse obligados a mostrar las calorías", ha añadido.

Muchos de los restaurantes de comida rápida en EE UU están modificando sus menús hacia alternativas saludables. McDonald's, por ejemplo, ha incluido trozos de manzana en sus menús infantiles y lanzó una campaña este verano que rezaba: Favoritos con menos 400 calorías. En ella, además señalaban que el "80% de sus productos entraban en este criterio".

Además, la empresa también está buscando aumentar sus opciones más saludables para el próximo año. Como la elaboración de un McMuffin de huevo con solo claras y pan integral. Este bocadillo contiene bacon y queso y tendrá un valor energético de 260 calorías.