Los Erasmus se quedan sin dinero

La Comisión Europea reclama una ampliación de presupuesto o no podrá asumir las becas hasta fin de año

España es el país con más estudiantes en el programa

Estudiantes en la Sala Borsa de la Universidad de Bolonia.

La Comisión Europea admite que los recortes presupuestarios le han dejado sin dinero para cubrir las necesidades de uno de sus programas más prestigiosos y, según los especialistas, uno de los que más han contribuido a construir Europa. Se trata del programa Erasmus de becas de movilidad con el que desde hace 25 años casi tres millones de alumnos universitarios han estudiado todo o parte de un curso académico en otro país del continente y que cuesta unos 450 millones de euros al año.

En realidad, la Comisión se ha quedado sin fondos para todos los programas de movilidad (aunque Erasmus es el más visible, hay más, para profesores, para alumnos de FP, para prácticas en empresas) por lo que pedirá a finales de este mes a los países miembros una ampliación del presupuesto para poder pagar un tercio de la becas de aquí a final de año, porcentaje que ahora está en el aire. Desde la Comisión señalan que no es raro hacer solicitudes de fondos extra antes de que termine el año, pero admiten que esta vez la cantidad que se pida será mayor.

En todo caso, aunque estos problemas se solventen en las próximas semanas, lo cierto es que la puesta en cuestión de estos emblemáticos programas supone una imagen muy poderosa de lo que la profunda crisis económica, los recortes y las desavenencias entre los países miembros y la Comisión están haciendo con el proyecto de la Unión. “Erasmus es la forma más barata de hacer Europa. Sería una torpeza absoluta perderlos por la crisis, porque nunca con tan poco se hizo tanto. Además, la pérdida de becas aumentar las desigualdades, porque el que se lo pueda pagar seguirá moviéndose”, dice el catedrático de la Universidad de Oviedo y expresidente de los rectores Juan Vázquez.

El Parlamento Europeo y el Consejo aprobaron unos presupuestos para 2012 que, desde el principio, la Comisión dijo que eran “insuficientes” para cubrir las necesidades de los programas de movilidad en la UE. Y ahora se da la situación paradójica de que los propios Estados miembros que votaron a favor de reducir esas partidas se encuentran sin liquidez, y en la caja europea no hay dinero para cubrir el 30% de lo que cuestan entre octubre y diciembre de este año las becas, como ha confirmado también el eurodiputado francés Alain Lamassoure (Partido Popular Europeo), que preside el Comité de Presupuesto del Parlamento para reembolsarles los fondos que han ido adelantando, según la agencia France Press.

El portavoz de Presupuestos, Patrizio Fiorilli, explicó ayer a este diario que “no ha habido problemas para pagar desde enero hasta septiembre y la mayor parte de las ayudas de aquí a finales de año están cubiertas”, pero aún falta ese otro 30%. No obstante, no quiso revelar las cifras que necesitan aprobar para cumplir con los pagos a partir de ahora y añadió: “No puedo concretar números en el caso específico de España ni de cualquier otro país de la Unión”, porque está trabajando sobre ello y no hay conclusiones.

Desde la Eurocámara, Lamassoure tampoco se atreve a decir cuánto dinero extra habrá que pedir a los países, pero asegura que las diferencias entre lo presupuestado (3.100 millones de euros) y las necesidades adquiridas para las becas para el periodo 2007-2013, de no cubrirse, podrían significar millones de euros perdidos para muchos países, pues ya los han adelantado, en concepto de ayudas a la movilidad y de otros muchos programas sociales que también se han quedado sin dinero.

España es el país que más estudiantes de Erasmus envía al extranjero. Solo el pasado curso, 36.183 jóvenes (un 14,1% más que el año anterior) disfrutaron de las becas para continuar sus estudios o iniciar sus prácticas en empresas del exterior, pero las cuantías se han rebajado paulatinamente a medida que la crisis ha ido avanzando. Los españoles son los estudiantes europeos que reciben menos dinero de estas ayudas, una media de 133 euros mensuales frente a la media del resto de países (250 euros). Los Erasmus chipriotas son los que menos dificultades económicas pasan, ya que tienen asignadas becas de 653 euros al mes. La Comisión aporta un mínimo de dinero que los países suelen aumentar como quieren; de ahí las diferencias.

Un portavoz del Ministerio de Educación español señaló que ya están en conversaciones con la Comisión, pero que no se pronunciarán hasta ver el resultado de la reunión de presupuestos del 23 de octubre. En todo caso, el mismo portavoz aseguró que en España, debido a cómo tienen organizados los pagos, ya tiene cubierto el 80% en lugar del 70% de media de los países. Las universidades españolas también son las que más estudiantes reciben: 37.432, casi 10.000 más que Francia.

El programa europeo de movilidad cumple este año su 25 aniversario con un futuro incierto por culpa de la austeridad. La Comisión Europea presentará el próximo 23 de octubre un presupuesto rectificativo que, no obstante, deberá ser aprobado por el PE y el Consejo igualmente. De ello dependerá el pago del 30% de las cuantías, que de momento, se encuentra en el aire.

“Triste sería que un día los jefes de Estado digan que hay que invertir en los jóvenes y luego reduzcan los presupuestos destinados a su formación”, recriminó ayer Patrizio Fiorilli durante su intervención ante la prensa el mismo día en que el Parlamento Europeo se votan los presupuestos para el próximo año. También reconoció que el Ejecutivo europeo había detectado los problemas de liquidez en algunos Estados y ante la posibilidad de no poder cumplir con las partidas, han tenido que anunciar una propuesta para rectificar el presupuesto.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana