Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España perderá fondos europeos de desarrollo rural por los recortes

Medio Ambiente cuenta con 448 millones menos de la UE al bajar el Gobierno y las comunidades las partidas para cofinanciar

Agentes forestales realizan trabajos de prevención de incendios.
Agentes forestales realizan trabajos de prevención de incendios.

España cuenta con recibir en 2013 solo 902 millones de fondos europeos para programas del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), según el proyecto de Presupuestos. Los dos años anteriores, las cuentas públicas preveían recibir 1.350 millones de este fondo, uno de los pilares de la Política Agraria Común. La reducción, de 448 millones, obedece a que son programas cofinanciados —en los que el Gobierno y las comunidades deben poner una parte, que suele rondar el 44% en total—, y Medio Ambiente ha reducido su partida de 105 a 64 millones y hay comunidades, como Castilla-La Mancha o Valencia, que tampoco tienen para poner su parte. El resultado es que por cada cuatro euros que se ahorra, España pierde 10 de inversión. El Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente admite que ha recortado la partida para cofinanciar proyectos, pero sostiene que espera recuperarlo a lo largo del año. Oficialmente hay dos años más para justificar el uso de los fondos.

El sector forestal ha sido el primero en dar la alarma. La Asociación Nacional de Empresas Forestales (Asemfo) cuenta que en mayo la Junta de Castilla-La Mancha, del PP, le comunicó que suspendía dos convocatorias para 2012 y 2013. Eran 73 millones para prevención de incendios y ocho millones para reforestación. En el primero de los casos, la Junta debía poner el 17,25% del total y, en el segundo, el 16,5%. Es decir, para conseguir una inversión de 81 millones, la comunidad debía poner 13,9 millones. Castilla-La Mancha, al ser objetivo I de la UE, es de las que más fondos recibe (entre el 75% y el 80% de la inversión). En España, la media es del 56%, ya que la parte de la UE varía en función de la región y del tipo de proyecto.

Miguel Ángel Uralde, presidente de Asemfo, sostiene que el Feader es un chollo para la región: “No hay mejor negocio salvo en el Evangelio, donde te daban ciento por uno. 73 millones de euros en el campo da para muchos jornales creando fajas, cortafuegos y depósitos de agua. Solo en impuestos se recupera en nada”. Según Asmefo, el 25 de junio la comunidad le respondió que “la situación económica que vive Castilla-La Mancha y el país en general obliga constantemente a cambiar el escenario presupuestario y que no pueden asumir nuevas resoluciones que contemplen compromisos económicos”.

El 11 de septiembre, el dueño de una finca que creía tener una ayuda para reforestación de tierras agrarias recibió una carta de la Junta en la que se le negaba “debido a las restricciones presupuestarias”.

La Junta no ha querido comentar la situación para esta información.

El Ejecutivo alega que los objetivos eran demasiado ambiciosos

No es el único caso. Malaquías Jiménez, gerente de La Asociación de Desarrollo de La Manchuela, en Albacete, que ejecuta el programa de desarrollo rural en 25 Ayuntamientos, explica que hay otra línea cofinanciada de 60 millones para diversificación de la agricultura en los próximos dos años también paralizada: “El director general de Desarrollo Rural nos dijo el 14 de agosto que no habría la asignación que tocaba porque la Junta no tiene el 10% para cofinanciar”. Son fondos para pequeños negocios en el medio rural, (“un taller, una residencia de ancianos”), y que en La Manchuela tienen un tope de 75.000 euros. “Hablamos de 60 millones. La Junta pondría seis millones y el ministerio y Feader 54.

No entendemos que por no poner seis millones dejen de venir 54”, concluye atónito Jiménez.

Los empresarios han ofrecido fórmulas para mantener la inversión, pero el programa exige que la comunidad ponga una parte. Los casos de la reforestación o La Manchuela son el síntoma de algo que va mucho más allá. Con la austeridad y la asfixia de las Administraciones cada vez es más difícil encontrar dinero para cofinanciar. La rigidez contable les impide endeudarse, aunque solo tengan que poner una parte mínima de la inversión.

El problema se nota ya en el ejercicio actual (del 15 de octubre de 2011 al 15 de octubre de 2012). En 10 meses, el gasto público total en el programa Feader ha sido de 1.335 millones, “el 63,96% de la previsión” para todo curso, según el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), que gestiona los pagos. El sector descarta que España haya sido capaz de alcanzar en los dos meses restantes los 2.087 millones previstos para todo el año, pero aún no hay datos oficiales. Medio Ambiente afirma que en el último año los pagos de Feader son de unos 900 millones, lo que supone 450 menos de lo presupuestado. Es decir, que en este ejercicio ya va por detrás de lo previsto. En este periodo destaca la baja ejecución de la Comunidad Valenciana, que solo se había gastado 6,3 millones, el 8,89% de los 71 previstos. Un portavoz de la Consejería de Agricultura señala que estas partidas no son ajenas a los problemas de liquidez de la comunidad.

El curso 2010-2011 concluyó con el 90,62% ejecutado. La prueba de que el problema procede de la parte española es que en el fondo Feaga (de ayuda a la agricultura, y que paga directamente Bruselas sin cofinanciación) la ejecución es 30 puntos más alta: del 93,84% en los 10 primeros meses del ejercicio. Y eso que la cuantía es el triple, más de 6.000 millones al año.

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2013 revela que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ya descuenta que continúe la reducción de fondos. Agricultura estima que recibirá 900 millones de Fondos Feader de la UE. Sin embargo, en 2012 y 2011, y pese a los recortes, la cantidad presupuestada era de 1.350 millones. Bruselas mantiene los mismos fondos para el periodo 2007-2013 (incluso el gasto debería aumentar al estar más rodado el programa). Pero el Gobierno baja los fondos para cofinanciar de 104,74 millones a 63,746 (un descenso del 33%).

Castilla-La Mancha cancela programas para cortafuegos con fondos de la UE

El ministerio admite dificultades. “En lo que se refiere a programas cofinanciados por la UE, ha sido imprescindible efectuar reducciones. Sin embargo, estas no se deben exclusivamente a la necesidad de recortar el déficit público”. En un correo electrónico, el departamento que dirige Miguel Arias Cañete señala que “en muchos casos los objetivos marcados eran excesivamente ambiciosos y de difícil consecución” y que a lo largo del año hará lo necesario para “asegurar la financiación de las actuaciones incluidas en programas de la UE para evitar una posible pérdida de fondos comunitarios”. En años anteriores, si faltaba dinero para cofinanciar el Gobierno tiraba de la partida para la ley de desarrollo rural sostenible (unos 200 millones), pero ahora ese fondo se ha reducido a 20 millones, por lo que por ahí no hay margen. El portavoz del PSOE en la Comisión de Agricultura, Alejandro Alonso, pide al Gobierno que no oculte la realidad: “Recortan tanto que se van a perder fondos europeos. Es un desastre de presupuesto con un recorte para el desarrollo rural brutal”. Menciona otro peligro añadido: “Ahora hay que negociar el nuevo programa de ayudas para el periodo 2013-2020. Si España no pone en sus presupuestos su parte no podrá convencer a británicos y daneses de que es necesario”.

Un portavoz de la Dirección General de Agricultura en Bruselas confirma el temor a la pérdida de fondos, aunque admite que aún no han analizado el presupuesto para 2013: “Conocemos las dificultades presupuestarias que las Administraciones españolas tienen para ejecutar los programas de desarrollo rural. Esa cuestión ha sido tratada regularmente con las autoridades nacionales y regionales desde el comienzo de la crisis económica y financiera. De todas formas, ninguna comunidad nos ha comunicado oficialmente la imposibilidad de cofinanciar las intervenciones de Feader”.

Bruselas sí admite que las dificultades presupuestarias hacen que España tenga ya un nivel de ejecución de los fondos del periodo 2007-2013 del 51% (la media europea es del 57%), y aunque hay dos años más para justificar el uso del dinero “en algunas regiones hay un riesgo potencial de pérdida de fondos”. Extremadura (con unos 50 millones) y Murcia (unos 10), tienen ya problemas inmediatos de pérdida de fondos, según Bruselas, que recuerda que a los países rescatados, como Portugal, se les ha bajado el porcentaje de cofinanciación.