‘Newsweek’ deja de publicarse en papel después de 80 años

La revista estadounidense publicará solo una edición digital a partir de enero

Primera portada de 'Newsweek', publicada el 17 de febrero de 1933.

El semanario Newsweek, un icono de la prensa mundial y un punto de referencia durante décadas del periodismo de calidad, ha anunciado que el próximo mes de diciembre publicará su último número en papel y que, a partir de entonces, con menos personal y menos recursos, se dedicará exclusivamente a su edición digital, que será de pago.

En una nota publicada en la publicación digital The Daily Beast, del mismo grupo editorial que la prestigiosa revista, la directora de Newsweek, Tina Brown, afirma que ha sido imposible resistir los desafíos económicos que hoy representa la impresión en papel, ante la brutal caída de la publicidad y de los lectores, que se pasan aceleradamente a Internet.

Mientras las ventas del semanario se han reducido en un 35% desde 2010, las visitas a The Daily Beast han aumentado un 70% en el último año. La revista difundía más de 4 millones de ejemplares en los años 80 frente a 1,4 millones el año pasado. Esta es una tendencia que se agudizará en los próximos años, puesto que, como recuerda Brown, las ventas de tabletas, uno de los soportes principales a los que estará destinada la próxima edición digital de Newsweek, superará al final de este año los 70 millones, 13 millones más que en 2010. Según un informe del instituto Pew citado por Brown, el 39% de los norteamericanos se informan hoy exclusivamente mediante publicaciones en la red.

Fuente: Audit Bureau of Circulations / EL PAÍS

La directora, que firma su nota junto al consejero delegado de la compañía editora, Bobba Shety, ha anunciado que “lamentablemente, habrá reducciones de personal, así como una racionalización de nuestras operaciones editoriales y de negocio, tanto en Estados Unidos como internacional”, aunque no ha ofrecido detalles sobre el tamaño de esa reducción. Brown tenía prevista ayer una reunión con los periodistas de Newsweek para discutir diversos aspectos de esta decisión. “Queremos asegurarles que la transición está bien planificada, es extremadamente consciente del impacto que supone para nuestro personal y respetuosa de nuestros lectores, anunciantes y socios”, afirma la directora en una comunicación interna dirigida a los empleados de la empresa.

Brown asegura que, ni está en discusión la calidad de Newsweek ni esta medida supone la desaparición de una cabecera que ha sido emblemática desde su aparición, hace ahora 79 años. Según ella, “esta decisión no tiene nada que ver con la calidad del periodismo, sino con los desafíos económicos de impresión y distribución”. “Estamos haciendo una transición en Newsweek, no diciéndole adiós. Seguimos comprometidos con Newsweek y con el periodismo que representa. El uso de tabletas ha aumentado rápidamente entre nuestros lectores y, con ello, la posibilidad de sostener editorialmente la excelencia”, asegura la directora. El nuevo producto anunciado por Brown se llamará Newsweek Global y será accesible únicamente mediante el pago de una suscripción, aunque algunos de sus contenidos serán también publicados en The Daily Beast.

Algunos periodistas de Newsweek y expertos en medios de comunicación son escépticos sobre el futuro de esa marca y de otras muchas empresas de comunicación, atrapadas entre una combinación letal de un modelo de negocio que no se sostiene y otro que no muestra aún una camino claro para la supervivencia. Entre 2005 y 2010, los medios de comunicación en papel perdieron cerca de 23.000 millones de dólares, mientras que los productos de información digitales aumentaron sus beneficios en 1.000 millones, según datos de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), el organismo regulador del sector.

En los últimos cinco años, de acuerdo a la FCC, se han cerrado 146 periódicos en Estados Unidos y otros 14 se han convertido exclusivamente en medios on line. Ello ha provocado la pérdida, en ese periodo, de más de 35.000 puestos de trabajo. El número de lectores de prensa escrita ha descendido desde los casi 63 millones de 1985 hasta los poco más de 45 millones que había en 2009, el último año del que existen cifras oficiales.

Este panorama, que incluye tanto a pequeños diarios locales como a grandes publicaciones nacionales, ha provocado en todos los medios una redefinición de sus objetivos y su público. En ese esfuerzo, algunas marcas, como The New Yorker, han tratado de ser fieles a sus principios editoriales, y mantienen, por ahora, su salud financiera. Y otras oscilan constantemente buscando la salvación. Este último ha sido el caso de Newsweek, que apostó por portadas y contenidos cada vez más llamativos y superficiales para tratar de llegar a un mayor número de lectores. En esa tendencia, la revista que alcanzó su cúspide en los años sesenta, bajo el mando de la empresa editora de The Washington Post, entró en un deterioro que la llevó a su venta en 2010 por solo un dólar al grupo que hoy está al frente, que tuvo que hacer frente a unas pérdidas de más de 30 millones de dólares anuales.

No hay ninguna garantía de que Newsweek hubiera podido sobrevivir de haber conservado la etiqueta de rigor que tuvo en años anteriores. Pero sí se ha comprobado que el deterioro de su línea anterior ha acelerado su desaparición de los quioscos. Su principal competencia, la revista Time, ha conseguido por ahora estabilizar su caída y parece, de momento, fuera de peligro, conservando a la vez un tono de mayor seriedad.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana