ALMUERZO CON... PATRICIA DE RODA

“Las ONG tendrán que encandilar a los ciudadanos”

La directora de la Fundación Lealtad cree que la crisis no frenará la solidaridad

Patricia de Roda, presidenta de la Fundación Lealtad.

Un tercio de las ONG que evalúa la Fundación Lealtad está en peligro de extinción debido a la crisis. La explicación es sencilla: se financian casi exclusivamente de dinero público y ese horno ha dejado de cocer bollos. “Las organizaciones que actúan así deben diversificar sus fuentes de ingresos; a partir de ahora, para sobrevivir tendrán que encandilar a los ciudadanos. Con el 100% de dinero público, ¿a qué ciudadano han encandilado? No sé, responderán a los intereses de no sé quién”, se pregunta y se responde Patricia de Roda, la directora de la Fundación Lealtad.

España tiene fama de volcarse solidariamente cuando se produce una catástrofe, pero esto no es suficiente para sostener a una organización que quiera ser independiente y fuerte. “Se necesitan miles de apoyos mantenidos en el tiempo”. De Roda sabe que muchas ONG deben cambiar su proceder, pero hay escasas pistas sobre el camino a tomar. “La fusión robustece”, dice, y esa es una vía que algunas están emprendiendo ahora. Este sector está muy atomizado, ni siquiera se sabe cuántas asociaciones hay porque no hay un registro único, sino 57, dependiendo del ámbito de actuación de cada una.

Hasta el nacimiento de la Fundación Lealtad, hace 11 años, tampoco había un evaluador al que los ciudadanos pudieran acudir antes de decidirse por una asociación en la que depositar su dinero. Y eso es esencial. “Siempre digo que donar es importante para quien lo hace, pero también para el beneficiario, y el ciudadano solidario es responsable de su elección, de que esos recursos lleguen a buen fin”, explica. ¿Cuánto dinero acaba de verdad en los proyectos para los que se dona? “Calculamos que un 85% y el resto se usa para las campañas de captación de fondos y estructura de las organizaciones. Esto como media, lo que no quiere decir que haya algunas que sean más ineficientes”, avisa De Roda.

De ahí la importancia de tener datos fiables antes de elegir. “La Fundación Lealtad no cobra a las organizaciones a las que evalúa, que tampoco están dentro de la fundación, y los resultados se publican siempre. Esto que en España se lleva haciendo hace apenas unos años, en Alemania tiene tradición de más de un siglo, por ejemplo”, defiende De Roda.

Las ONG son algo relativamente novedoso en España, donde dona el 9% de la población, frente al 70% de países como Holanda, Suecia, Suiza. “Somos solidarios, sí, pero nuestras donaciones las han canalizado tradicionalmente los cepillos de las iglesias. Por cierto, que las organizaciones religiosas no tienen obligación de rendir cuentas en su registro de entidades”, aclara.

Patricia de Roda acaba de dar una conferencia en el XI Encuentro Iberoamericano de la Sociedad Civil, organizado por la Asociación Española de Fundaciones, con la colaboración de Fundación Bertelsmann, entre otras. Hace un alto en el camino, cordero asado mediante, que le encanta —“soy muy disfrutona”— para contar cómo ve el panorama de las ONG. “La crisis no podrá derribar una cooperación comprometida y responsable”, asegura. Dice que la gente desarrolla fuertes lealtades y una gran implicación con la organización en la que participa: “¿Recuerdas el escándalo de Intervida? Pues se dio de baja un porcentaje muy pequeño de donantes”.