Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los tecnólogos rechazan la reforma educativa de Wert

La Plataforma Estatal de Asociaciones del Profesorado de Tecnología reclama la recuperación del Bachillerato de Ciencias y Tecnología, eliminado del anteproyecto de LOMCE

“El anteproyecto de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) propone una reducción y desfiguración de la educación tecnológica en los primeros cursos de la ESO y su práctica desaparición en 4º de la ESO y Bachillerato”, describe un exhaustivo documento comparativo de sistemas educativos, realizado por la Plataforma Estatal de Asociaciones del Profesorado de Tecnología (PEAPT). El informe alerta de que la “eliminación de la materia de Tecnología del currículo de 4º de la ESO dificultará enormemente la preparación del alumnado hacia los estudios de carácter tecnológico, tanto de grado medio como de Bachillerato” y su consiguiente acceso a las ingenierías universitarias.

El documento, elaborado hace dos semanas, propone, "en primer lugar, la paralización de la LOMCE” y, en segundo, "la realización de un debate serio, pausado, riguroso y consensuado” antes de realizar una nueva reforma del sistema educativo.

La plataforma estatal -que está integrada por las asociaciones de profesores de tecnología de las 16 comunidades autónomas- pide al Gobierno y, en particular, al Ministerio de Educación, que dirige Ignacio Wert, “la presencia de la materia de Tecnología en 2º y 3º de ESO” y su “continuidad” y “carácter global” en el resto de etapas. Los tecnólogos consideran “inadmisible” la eliminación de la educación tecnológica en 4º curso de la ESO y reclaman la “recuperación del nombre de la Modalidad de Ciencias y Tecnología en el Bachillerato”.

"En los países que obtienen mejores resultados en las pruebas PISA , la Tecnología tiene gran relevancia"

Los tecnólogos realizan un tabla comparativa de los resultados de los países de la OCDE cuyo sistema educativo sale mejor valorado en las pruebas internacionales PISA, que demuestran, en su opinión, “la relevancia de la materia de Tecnología es muy superior al nuestro [sistema educativo] en aquellos sistemas educativos que se han adaptado a las actuales necesidades sociales y económicas del siglo XXI”.

Así, según El informe PISA 2003 y la Educación Tecnológica se aprecia cómo, por ejemplo, en Reino Unido, que lleva debatiendo desde 2011 cómo mejorar su currículo para adaptarlo “a la nueva realidad social y económica”, la presencia de la Tecnología es total: desde el grado 1 al grado 11, o sea, desde nuestro 1º curso de Primaria al Bachillerato, con casi 50 horas de Tecnología por curso.

En Finlandia, el país con mejores resultados de PISA, la Tecnología está presente en toda la educación Primaria y Secundaria, con 314 horas repartidas en varios años. Lo mismo ocurre en Suecia con otras 300 horas repartidas a lo largo de sistema educativo.

En este viaje de comparativas con otros sistemas educativos mejor valorados que el español, aparecen Francia (con 234 horas, repartidas en cuatro cursos), Alemania (con 215 en tres cursos), Dinamarca (con 390 en cuatro cursos), Italia (con 198, en tres cursos) y España con sólo 141, en tres cursos.

En su declaración, contraria a la eliminación de la educación tecnológica de la LOMCE, las 16 asociaciones de tecnólogos consideran que “bajo el nombre de la LOMCE se está proponiendo un sistema educativo que poco o nada trata de mejorar la actual situación que se vive en las aulas”.

Los tecnólogos se reunieron con el Ministerio de Educación para exponerle sus conclusiones, sin éxito

“Es más”, afirma la plataforma de profesores de Tecnología, “casi con total certeza contribuirá a aumentar las cifras de fracaso escolar y la desmotivación del profesorado”, debido a que el anteproyecto de la LOMCE “no ha suscitado un proceso de debate honesto y de participación de la comunidad educativa”.

De hecho, los tecnólogos se reunieron con el Ministerio de Educación antes del verano para exponerle sus conclusiones, sin éxito. Ninguna de sus propuestas de recuperación de la formación en Tecnología ha sido incorporada al anteproyecto de reforma educativa de Wert. Un documento que consideran que su elaboración es fruto de una “pérdida de la realidad y de la conexión con el entorno social y económico”, que exigen que los alumnos adquieran “una cultura tecnológica desde edades tempranas”.

La Plataforma Estatal de Profesores de Tecnología considera el modelo elaborado por el ministerio de Wert es “totalmente obsoleto, porque vuelve a una concepción de la educción que creíamos haber superado”.

Los profesores de Tecnología de la Comunidad Valenciana, reunidos en asamblea la semana pasada, rechazan además “el nuevo modelo de reválidas en cada etapa educativa [propuesto en la LOMCE]; el nuevo modelo de Bachillerato, que restringe la experimentación en el aula, y la FP Básica, que de manera paralela desviará a los alumnos con dificultades de aprendizaje desde edades tempranas hacia una vía muerta y con pocas posibilidades”.

El documento considera que la LOMCE, además de fragmentar y reducir la educación tecnológica en los primeros cursos de la ESO –“quedando totalmente erradicas las materias tecnológica de 4º de ESO y de la nueva vía de Bachillerato de Ciencias y Bachillerato- tampoco integra las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en cada una de las áreas de conocimiento.

“La reducción de materias que plantea la LOMCE es una falacia”, concluyen los tecnológicos, que insisten en que: “Los países que obtienen mejores resultados en las pruebas internacionales PISA , la materia de Tecnología presenta una gran relevancia en sus sistemas educativos y se reconocen y se valoran sus contenidos desde la educación Primaria al Bachillerato”.

Más información