CIENCIA

De los genes a la comprensión del ser humano y la enfermedad

El desafío en los próximos años será integrar la ingente cantidad de información adquirida para poder producir herramientas que permitan a los médicos y hospitales hacer un tratamiento integral y personalizado del paciente

Vivimos una época excitante en el campo de la Biomedicina. Por primera vez la Biología Molecular y la Medicina se están acercando tanto que es difícil encontrar un tema de investigación básico que no tenga relación con alguna enfermedad humana, y una aplicación medica que no necesite información biológica. La secuenciación del genoma humano y la reducción del coste nos esta aproximando al punto en que cualquier niño que nazca en los países desarrollados tendrá su genoma secuenciado al nacer.

Por otro lado, los desarrollos técnicos espectaculares en otras áreas de la biología moderna como la proteómica, la metabolómica, la biología celular, la genética humana, la biocomputación o la biología de sistemas, nos permiten por primera vez tener una versión integrada del ser humano y su relación con la enfermedad. Haciendo una analogía con la aviación, estamos dejando atrás la época de los hermanos Wright donde los aviones se diseñaban artesanalmente y a través de prueba y error se conseguía que volaran a unos metros, y acercándonos a la época presente donde un Airbus se diseña en el ordenador, y cuando se fabrica esta en condiciones de volar desde el primer momento.

El desafío en los próximos años será integrar la ingente cantidad de información que hemos adquirido y que tendremos, para poder producir herramientas que permitan a los médicos y hospitales hacer un tratamiento integral y personalizado del paciente.

Actualmente, en ciertos tipos de tumores, ya se analizan genéticamente muestras del tumor para ver qué mutaciones tienen y decidir en base a éstas el tratamiento. En un futuro podemos pensar que, basándose en el genoma, el medio de vida de la persona y en el análisis de una serie de marcadores, el medico dispondrá de programas informáticos que permitirán simular la enfermedad del paciente y determinar cuál será el mejor tratamiento.

En paralelo a estos avances relacionados con el genoma humano, estamos viviendo una revolución en la medicina regenerativa con el descubrimiento de la posibilidad de reprogramar células humanas para poder regenerar órganos dañados. También hay que destacar los avances en terapia génica que permitirán en un futuro no lejano poder corregir anomalías genéticas. Todos estos avances producirán necesariamente una revolución en la forma en cómo se hace la investigación en los centros de investigación y en los hospitales. Estar a la vanguardia de este mundo en crecimiento exponencial, requiere el esfuerzo de todos. Sólo compartiendo conocimiento, aunando esfuerzos, innovando y, sobre todo, arriesgando por encontrar nuevas respuestas, se podrá mantener y afianzar nuestra posición y tener un lugar entre los primeros en llegar al futuro.

Es dentro de este contexto donde hay que enmarcar la celebración de los 10 primeros anos del Centro de Regulación Genómica (CRG). Y lo hace convertido en uno de los centros públicos de investigación científica más prestigiosos y competitivos a nivel internacional, situándose entre primeros centros en su especialidad a nivel mundial, ocupando el puesto 16º entre más de 3000 instituciones de todo el mundo y el 5º lugar en el ranking europeo de centros de investigación en salud de 2011.

El CRG ha realizado importantes aportaciones de conocimiento a la comunidad científica en los temas mencionados al principio de este articulo (el ejemplo más reciente es su papel en el proyecto ENCODE, la segunda fase de la investigación del genoma humano, siendo el centro español con más investigadores que han participado en este proyecto, con un total de 20, al lado de más de 400 científicos de los mejores centros de investigación del mundo procedentes de California, la costa este de Estados Unidos, el Reino Unido, Suiza, Singapur y Japón, y también a la sociedad, transfiriendo el conocimiento en forma de patentes, licencias y actividades de divulgación con el objetivo de generar beneficios tangibles para las personas y para la economía.

De cara a la siguiente década, el CRG quiere dar un paso importante y ser el centro de referencia del análisis integrado del genoma humano y su relación con la enfermedad, potenciar los acuerdos de colaboración con otras instituciones nacionales e internacionales, y también abrir la puerta a la financiación privada mediante el mecenazgo. Se trata de transferir el conocimiento que se genera en el CRG en beneficios tangibles para la salud de las personas y para la economía. El objetivo es eliminar las barreras entre los grupos más focalizados en la investigación básica –generalmente públicos- y los más orientados al desarrollo de nuevos fármacos o tecnologías –principalmente privados- para compartir el conocimiento y crear un modelo de I+D de excelencia en red. Otros pilares del futuro del CRG serán comunicar a la sociedad los avances de la ciencia y establecer con ella un diálogo bilateral siendo receptivo a sus demandas, y formar a la nueva generación de investigadores, desde los más jóvenes, con actividades escolares, hasta científicos establecidos para que consoliden su carrera.

Luis Serrano es el Director del Centro de Regulación Genómica (CRG)

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana