El Gobierno lanza un contrato de aprendizaje diseñado para los ‘ninis’

El nuevo modelo se dirige a jóvenes sin cualificar de 16 a 30 años, que tendrán que dedicar un 25% o 15% del tiempo a formación

A los tres años, la relación laboral se convertiría en indefinida

Báñez: "Esto no es un contrato basura como los de otras épocas"

Foto: Uly Martín / Vídeo: LIVE!

El Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto que pretende mejorar la empleabilidad de los jóvenes, el colectivo que está sufriendo con más dureza el azote del desempleo, horas después de que la Comisión Europea advirtiese de que España seguirá batiendo récords en materia de paro. La norma aprobada tiene como objeto implantar un modelo de formación profesional dual -desarrollado entre empresas y centros educativos- inspirado en el de Alemania. Para ello se pondrá en marcha un nuevo contrato de formación y aprendizaje que va dirigido de manera específica a los jóvenes que ni estudian ni traban (los ninis), tal como reconoció la ministra de Empleo, Fátima Báñez. Según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), en estos momentos hay en España un millón de jóvenes desempleados que no han terminado la enseñanza secundaria.

 El nuevo contrato tendrá una duración mínima de un año y máxima de tres, pasados los cuales se convertiría en indefinido. Va dirigido a jóvenes de entre 16 y 30 años, aunque Báñez dijo que la edad máxima se rebajará en el futuro a 25. Además, contará con cobertura por desempleo. "No se trata de un contrato basura como en otras épocas", afirmó la titular de Empleo, en velada alusión al plan de empleo juvenil de Felipe González que desembocó en la huelga general de 1988.

El nuevo contrato permitirá compatibilizar formación y trabajo, de manera que un trabajador sin título podría, por ejemplo, convalidar sus conocimientos con créditos de módulos de Formación Profesional de grado medio o superior.

El tiempo de formación será un mínimo del 25% de la jornada durante el primer año y en los siguientes, del 15%. Los centros en los que podrá impartirse dicha formación serán los de FP ya existentes, los del sistema educativo general o la propia empresa si tiene un centro homologado por el Inem. También está prevista la formación a distancia por medios telemáticos y la empresa tendrá que designar un tutor responsable del itinerario formativo. Báñez destacó que es un contrato "fuertemente incentivado", con el objetivo de atajar la elevada tasa de paro entre jóvenes menos formados. Se bonificará el 100% de la cotización social a empresas con hasta 250 trabajadores y el 75% en las de mayor tamaño. Si al terminar el contrato pasa a indefinido seguirá bonificado con 1.500 euros anuales durante los primeros tres años de contrato indefinido, cifra que ascenderá a 1.800 euros anuales cuando se trate de una mujer.

La otra parte del decreto ha sido diseñada por el Ministerio de Educación y fue detallada por su titular, José Ignacio Wert. Se trata de la implantación de un modelo de Formación Profesional Dual inspirado en el de Alemania, combinando los procesos de enseñanza y aprendizaje en la empresa y en el centro de formación. Las administraciones educativas autonómicas serán las encargadas de firmar convenios con empresas donde los alumnos reciban formación práctica y remunerada.

Según los expertos, el sistema alemán es de difícil implantación en España, porque requiere un número muy alto de empresas dispuestas a asumir una parte importante de su coste. En febrero, el ministro Wert pareció rebajar su ambición en este terreno: "Proponemos prestar apoyo al desarrollo de programas piloto para construir un modelo de formación dual que, no nos engañemos, probablemente no pueda ser generalizado". Ayer afirmó que los programas piloto, más de un centenar, están funcionando de forma "extraordinaria".

En Alemania, más o menos la mitad de los estudiantes están en el sistema dual; un 20% en la FP reglada con prácticas al final de los estudios (igual que en España) y el 30% en heterogéneos programas de transición para que los alumnos con dificultades se reenganchen en alguno de los anteriores (algo así como los programas de cualificación inicial y las casas-taller españolas). El ministro reconoció que Alemania tiene un tejido empresarial más potente que el español, en el que tienen una mayor predominancia las pymes. Wert puso por ello sus miras en Suiza, un país en el que las pymes también se sirven de este tipo de contratos y que tiene la tasa de paro juvenil más baja de Europa: un 3,5%.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana