Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Red Natura, sin planes de gestión

Solo un 18% de los 1.448 lugares protegidos en España han aprobado los instrumentos de gestión, a pesar de que los plazos dados por Bruselas se han agotado

Ampliar foto
Águila imperial en el Parque Nacional de Cabañeros.

España se ha volcado en la Red Natura 2000, la apuesta de la Unión Europea para proteger los hábitats y especies de los países miembros: aporta 147.000 kilómetros cuadrados, el 27% de su territorio. Con lo que no ha cumplido España es con los plazos de Bruselas para aprobar los planes de gestión de estos espacios, que establecen los objetivos concretos de conservación y que permitirán conocer qué inversión es necesaria para mantener la Red. Ya están agotados.

En España hay 1.448 Lugares de Interés Comunitarios (LIC) y 598 Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA), que ya deberían haber evolucionado a Zonas de Especial Conservación (ZEC) tras desarrollar los instrumentos de gestión correspondientes. “De momento, existen 272 áreas con esa calificación, y de éstas solo el 18% cumplen con esa obligación”, explica Theo Oberhuber de Ecologistas en Acción. “Esto ocurre, por ejemplo, en Canarias que declaró 45 ZEC en 2009, pero sin los correspondientes planes”, aclara. Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 2010 instaba al Gobierno canario a subsanar el error. “Pero todavía no se ha hecho”, puntualiza.

ampliar foto
La raña central de Cabañeros.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, excusa el retraso debido al “ingente trabajo” que supone dada la extensión de la Red en España. “Hicimos una apuesta muy generosa en este país, declaramos muchos espacios y ahora hay que trabajar en los planes de gestión. Lo haremos”, concluyó el político la semana pasada en el Parque Nacional de Cabañeros, en un acto de celebración del aniversario, al que también asistió el director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Karl Falkenberg. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente espera que, de acuerdo con las previsiones de las comunidades autónomas, que son las competentes, más de las tres cuartas partes de los LIC habrán pasado a ser ZEC a finales del año que viene.

España es uno de los países que más aporta a la Red con el 27% de su territorio

La Red Natura 2000 es todavía una gran desconocida. Hace dos años SEO/BirdLife preguntó a 600 personas por ella. El 85% de los encuestados desconocía de qué se trataba. Un resultado sorprendente si se tiene en cuenta que es el proyecto estrella de Europa para la conservación de la biodiversidad de los países miembros y que este año celebra su vigésimo cumpleaños. Se estima que el mantenimiento de la Red implica un coste de como mínimo 5.800 millones de euros anuales, según indica el último informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) Protected areas in Europe – an overview. Los beneficios, sostiene el estudio, pueden multiplicar entre tres y siete veces esta inversión.

El número de visitantes es otro de los indicadores que permite a Europa considerar estos espacios como dinamizadores económicos. Un estudio de la Comisión Europea de 2011 estimaba que estas visitas generan entre 4,5 y 8 millones de empleos a tiempo completo. La Administración española no cuenta con datos semejantes, pero se sabe que el número de visitas a los espacios naturales protegidos, un12% del territorio frente al 27% que configuran la Red Natura española, se aproxima a los 36 millones anuales, lo que, indica el Ministerio, “constituye un enorme potencial de ingresos”.

El nuevo periodo de financiación de la Red Natura empieza en 2014 y todavía se discute de qué forma acometerlo. Falkenberg comentó en Cabañeros la necesidad de que no solo Bruselas aporte fondos, sino que también se impliquen las autoridades de cada país, además de involucrar al sector privado haciendo especial hincapié en la participación de los "bancos verdes”. "Estamos también tratando de analizar una ecologización de los presupuestos agrícolas de tal forma que al menos un 30% de ellos se dirijan a explotaciones que contemplen la protección de la naturaleza", explicó.

El Ministerio de Medio Ambiente espera que más de tres cuartas partes de los planes estén a finales de 2013

Un estudio de SEO/BirdLife calcula que los costes anuales para mantener este sistema en España ascienden a 2.700 millones de euros. La dificultad mayor para conocer las necesidades reales es el desconocimiento que existe todavía en muchos lugares sobre los objetivos que se persiguen. “No existe un método estadístico que permita estimar de forma real cuanto dinero se destina a la Red Natura o a otras prioridades de conservación de la biodiversidad”, aseguran.

El estudio de la AEMA refleja que desde la adopción de la Directiva Hábitat, hace dos décadas, se han llevado a cabo progresos importantes. El camino está definido: conseguir que el 100% de los hábitats y el 50% de las especies contempladas en dicha directiva y en la Directiva Aves presenten un estado de conservación favorable en 2010. A ocho años de la fecha marcada, de las 1.182 especies y de los 216 hábitats que están dentro de la Directiva Hábitat solo el 17% presenta un estado de conservación favorable.