La conferencia de Doha ya analiza una prórroga de Kioto

Expertos de la ONU advierten de que el cambio climático se acelera y la falta de acción conlleva graves riesgos

Ceremonia de apertura de la Cumbre sobre Cambio Climático / EFE

La Cumbre de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático ha arrancado en Doha (Catar) con el objetivo de prolongar los compromisos del Protocolo de Kioto, que expira en 2013, y sentar las bases para un pacto internacional vinculante posterior que, por el momento, encuentra muchas resistencias. Como preámbulo, la ONU ha lanzado una advertencia sobre las implicaciones en el planeta de la falta de acción de los países.

Los participantes en la cumbre deberán determinar la duración del segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, que comenzaría en 2013, con los países en desarrollo apoyando un periodo de cinco años y la Unión Europea (UE) uno de ocho. El problema radica en que en Durban solo la UE, Suiza y Noruega expresaron su intención de participar en un "Kioto II", mientras que otros países desarrollados como Canadá, Japón y Rusia se desvincularon y un tercer grupo con Australia a la cabeza se mantiene indeciso. Esta falta de compromiso implica que por el momento los países que tomarían parte en el mismo solo generan un 15% del total de emisiones contaminantes mundiales.

La UE acude a la cumbre sin una posición común que defender debido a las diferencias entre los Veintisiete, pero con ánimo de liderar los consensos para frenar el cambio climático. Pese a las reticencias de países como China o India a implicarse en un marco vinculante, Bruselas mira a EE UU tras la reelección del presidente Barack Obama con la esperanza de que promueva una atmósfera más proclive a las negociaciones. “Hay más optimismo, mucho más que el año pasado”, dijeron fuentes comunitarias.

En la primera sesión formal de la conferencia, su presidente, el catarí Abdulá Bin Hamad Al Atiya, ha alentado a los 17.000 participantes a aprovechar esta “oportunidad de oro”. Los primeros debates se han centrado en advertir del efecto del aumento de las temperaturas en los países menos desarrollados. En este sentido, se dieron a conocer los resultados de un estudio sobre efectos ya palpables en países como Bangladesh, Bután, Gambia, Kenia y la Micronesia.

Antes de iniciar la reunión, que se considera como una de las más cruciales desde que se adoptara el Protocolo de Kioto en 1997, la ONU ha advertido de que el cambio climático se acelera y la falta de acción conlleva graves riesgos. Los especialistas resaltan que la acción contra el calentamiento del planeta debe "acelerarse sin demora" porque el tiempo se agota para mantener el aumento de la temperatura media global por debajo de 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, considerado crítico por los científicos.

En 2010, último año del que se tienen datos completos, las emisiones de los principales gases causantes del efecto invernadero -principal acelerador del cambio climático- fueron de 50.100 millones de toneladas. A este ritmo llegarán a 58.000 millones de toneladas en 2020, frente a los 44.000 millones que se consideran aceptables para poder afrontar mayores reducciones a costos razonables. Según un estudio europeo, el cambio climático es considerado la causa principal de 14.000 condiciones climáticas extremas que dejaron más de 710.000 muertos entre 1991 y 2010.

Un análisis publicado por el Banco Mundial muestra que el mundo todavía podría ver subir las temperaturas por encima de los cuatro grados centígrados para finales de siglo, lo que tendría “efectos devastadores”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana