Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo sarcófago de Chernóbil

Concluye la primera fase de la construcción del arco que cubrirá el reactor de la central

Se prevé que las obras terminen en octubre de 2015

FOTOGALERÍA FOTOGALERÍA
Obras del nuevo sarcófago protector de Chernóbil. EFE

La primera fase de la construcción del nuevo sarcófago protector que debe garantizar durante el próximo siglo la seguridad del cuarto reactor de la central nuclear de Chernóbil, escenario en 1986 de la mayor catástrofe atómica de la historia. La cubierta, construida en acero y hormigón por el consorcio francés (Novarka), es un espectacular arco de 105 metros de alto, 150 de largo y 260 metros de ancho que envolverá el edificio que contiene el reactor y también al primer sarcófago que se construyó tras el accidente, que se encuentra degradado con el tiempo y corre riesgo de desplomarse.

En el interior de la planta queda más del 90% del combustible nuclear, unas 800 toneladas, además de 70.000 toneladas de sustancias altamente contaminantes. El primer sarcófago con el que se pretendía contener la contaminación se levantó poco después del accidente con 10.000 toneladas de estructuras metálicas y más de 30.000 metros cúbicos de hormigón, y los constructores aseguraron que resistiría el paso del tiempo. Pero ya a primeros de los 90 se detectaron las primeras grietas y los científicos advirtieron de un gran riesgo de fugas.

El Gobierno de Ucrania, donde entre 6.000 y 8.000 personas han muerto como consecuecia directa del siniestro y otras 150.000 han recibido peligrosas dosis de radiación, convocó un concurso internacional para la construcción de un segundo sarcófago que fue adjudicado en 2007 a Novarka. Se prevé que las obras terminen en octubre de 2015

Más información