La SER afianza su liderazgo y Radio Nacional se desploma

Los cambios en la radio de PRISA mejoran sus datos de audiencia

La emisora pública pierde el 23% de los oyentes con el equipo nombrado por el PP

La temporada empezó con grandes cambios en las ondas. Especialmente en dos cadenas: la SER y Radio Nacional de España (RNE), que abordaron una profunda remodelación en sus principales programas. Pero el resultado ha sido muy desigual. Mientras la SER, gestionada por el grupo PRISA, ha crecido en oyentes (roza los cinco millones, un 5,6% más de los que tenía antes del verano), la audiencia de la cadena pública se ha desplomado. RNE ha perdido 450.000 oyentes (casi uno de cada cuatro, el 23,1%) y se queda con 1.494.000, retrocediendo a la cuarta posición.

Tras la SER, se mantiene Onda Cero, que ocupa la segunda plaza (2.615.000), y a la tercera sube la Cope (1.704.000), según los datos del Estudio General de Medios (EGM), difundido ayer. Abc Punto Radio, que ha vuelto a publicar sus resultados, roza los 500.000 oyentes. Las tres grandes cadenas privadas suben a costa de la pública, que ha experimentado uno de los mayores batacazos de su historia. Esta caída se produce tras la llegada a RNE del nuevo equipo directivo (afín al PP), que en verano destituyó a los principales comunicadores, entre ellos Juan Ramón Lucas y Toni Garrido.

Cambios ha habido también en las voces de la SER. El matinal Hoy por hoy está desde el pasado septiembre al mando de Pepa Bueno (procedente de la televisión estatal) y de Gemma Nierga (antes en la programación de la tarde). La apuesta ha sido bendecida por la audiencia. Hoy por hoy ha mejorado los resultados de la oleada de verano para situarse en 3.227.000 oyentes, la segunda mejor marca en las dos décadas de vida del programa. “Hoy por hoy refuerza su posición como el programa informativo de referencia de la radio española”, afirmó la SER.

Fuente: EGM / El País

Sube Herrera en la onda (Onda Cero), colocándose por encima de los dos millones de seguidores, y también La mañana (Cope), que esta temporada se ha dividido en dos franjas, una netamente informativa, al mando de Ernesto Sáenz de Buruaga, y otra más volcada hacia el entretenimiento, conducida por Javi Nieves.

El crecimiento de estos programas contrasta con el hundimiento de El día menos pensado, presentado por Manolo Hernández Hurtado (Manolo HH) en RNE y que al inicio de la temporada tomó el relevo de Lucas. La franja matinal ha perdido a uno de cada cinco oyentes. Destituido abruptamente al frente de En días como hoy, Lucas dejó este espacio en 1.429.000 oyentes. Con Manolo HH se han dado de baja en apenas un trimestre más de 300.000.

La tarde ha recorrido un camino similar. La SER apostó por Carles Francino para pilotar La ventana y ahora es sintonizada por 971.000 oyentes cada día (139.000 más de los que heredó). Crece de manera espectacular, igualmente, Julia en la onda (Onda Cero), hasta rebasar el medio millón de oyentes, y en menos medida lo hace La tarde (Cope), ahora con Ramón García ante el micrófono. Y, como ha ocurrido en la mañana, RNE se ha desplomado.

La radio pública encomendó esta franja a Yolanda Flores, que con su nuevo espacio, Nunca es tarde, ha perdido casi la mitad de los oyentes que le dejó Toni Garrido y su Asuntos propios. De 399.000 ha pasado a 215.000 (el 46% menos).

Durante el fin de semana, A vivir que son dos días, ahora dirigido y presentado por Javier del Pino, alcanza en la SER 2.108.000 oyentes los sábados y 1.812.000, los domingos. Y en el terreno deportivo, Carrusel golea a sus rivales. Este espectáculo deportivo registra el doble de hinchas que su más directo competidor, Tiempo de juego (Cope). Muestra de la caída en picado de este último espacio es que en la edición de los sábados es superado por Radioestadio (Onda Cero).

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana