¿Qué es un 'cool hunter 2.0' y para qué lo necesito?

Empresas pequeñas y medianas buscan nuevos perfiles para afrontar su creciente digitalización

De cazador de tendencias a gestor de comunidades, la lista de nuevas funciones crece cada día

La demanda de perfiles digitales crece también en las pymes / BIDDIBOO

Gestor de comunidades, buscador de tendencias, medidores de tráfico, expertos en marketing digital... La lista de perfiles profesionales nuevos que necesitan incorporar las empresas para abordar su acelerada digitalización crece cada día. Muchos son denominados habitualmente en inglés (cool hunter, trafficker, community manager...). Pero lo más complicado para sus empleadores no es pronunciar el nombre, sino definir cuestiones tan básicas como cuáles son exactamente sus funciones, en qué departamento deben ubicarse (¿producto, marketing, ventas?), de quién deben depender orgánicamente (¿quién es su jefe?, ¿de quién debe ser jefe?) y hasta cuánto deben ganar. ¿Alguien sabe realmente cuál es el sueldo medio de un gestor de comunidades online? ¿Depende de la facturación de la empresa o del número de seguidores en Facebook?

Las pequeñas y medianas empresas abordan ahora la incorporación de nuevos perfiles digitales que las grandes compañías realizaron hace unos años. Y a menudo lo hacen con dudas sobre qué tipo de profesionales necesitan contratar y qué servicios deberían subcontratar fuera.

La cuestión de fondo, según los expertos consultados, es que las compañías están reorientando su propio perfil empresarial. Y difícilmente pueden saber qué perfiles laborales necesitan si no tienen definido previamente si son una empresa que vende productos, servicios o marca.

Las pymes a menudo no saben si deben fichar a alguien o subcontratar el servicio

“La demanda de estos perfiles se ha disparado en los últimos años y seguirá creciendo debido a la evolución de las nuevas tecnologías”, explica Rosalía Rodríguez Ortega, directora asociada de Carreras Profesionales de IE Business School. “Las grandes empresas, donde esta evolución está presente hace años, ya cuentan con expertos en estas nuevas profesiones. Para las pymes esta evolución ha llegado más lentamente. Son puestos nuevos que hoy en día se han convertido en imprescindibles para gestionar bien las nuevas tecnologías”, señala esta especialista.

En cuanto a los que en este momento están siendo más demandados, la directora asociada de esta escuela de negocios considera que “aparte del de community manager, todos aquellos relacionados con los medios sociales pero enfocados específicamente al universo online: gestores, estrategas, analistas, expertos en desarrollo de negocio en relaciones públicas, SEO…”.

Existe la posibilidad de contar con personas o empresas especializadas en cubrir estos servicios de manera externalizada. “Pero esto a su vez suele tener un coste más elevado y exige inversiones y gastos operacionales e incluso, según algunas empresas, es menos seguro que contar con el recurso internamente”, puntualiza Rodríguez Ortega. “En cualquier caso”, añade, “las pequeñas tienden más a externalizar estos servicios”.

El director de Operaciones de Adecco Professional, César Castel, coincide en que “la incorporación de los nuevos perfiles que demanda Internet primero se ha iniciado en las grandes corporaciones y ahora está bajando escalones”.

“Lo que está claro”, señala, “es que o buscamos nuevas opciones o no salimos adelante. Por ejemplo, en el sector del textil, Mango o Inditex ya hace tiempo que incorporaron las ventas por Internet a nivel internacional y esto va a ir llegando a las pequeñas y medianas empresas”.

"Primero hay que revisar las funciones de los ya empleados", sugiere un experto en contratación

“En estos momentos, las corporaciones están trabajando sobre todo en dos focos”, explica este experto. “Por un lado, en la reducción de costes, y, por otro, en la internacionalización. Durante los cuatro años que lleva la crisis económica, las empresas están buscando precisamente su foco. La que no se lo ha planteando antes lo está haciendo ahora y esto va muy ligado a la dimensión de la empresa. Ya ocurrió con la informática. Hace 30 años las compañías no tenían departamento de informática y ahora no hay empresa que no lo tenga. Es un proceso similar en el que se abren múltiples oportunidades que irán creciendo sin duda en el futuro”, prosigue Castel. Y pone algunos ejemplos: “Está desde el experto en redes sociales, que es el community manager, al que busca cuáles son las tendencias que hacen que un producto se venda por la Red, el cazador de tendencias en Internet o cool hunter 2.0”.

Hay usuarios especialmente activos en las comunidades de Internet que, quizás sin saberlo, están creando un nuevo perfil profesional. Por ejemplo, hay personas que se dedican a buscar entre sus conocidos de Facebook o Twitter a interesados en comprar un mismo producto (un teléfono último modelo, una cámara de fotos...), de manera que puedan hacer una oferta a la compañía que lo comercializa y lograr un precio más económico para ese grupo. Son creadores de comunidades de compras innatos, una figura en auge y con muchas posibilidades laborales.

“Es un trabajo en sí mismo. El que se sabe mover por la Red y convencer a 500 contactos de que les puede conseguir un iPhone a mejor precio si lo compran en grupo, es una persona que demuestra cualidades que son muy necesarias para poder desarrollar nuevos negocios usando el potencial de las redes sociales”, añade César Castel. “Cada vez se están creando más comunidades de compras para demandar descuentos. Y el gran valor es el tener una amplia red de contactos que confían en ti”.

Algunas empresas tienen ya empleados encargados de identificar comunidades de compras en Internet, para ofrecerles un precio mejor en algunos de sus productos. Son una especie de brokers online. Además, están surgiendo puestos para quienes se dedican a detectar cuáles son los productos que mejor se venden de manera específica por Internet, con el fin de elaborar un artículo ad hoc. Son los productor manager online. Y empiezan a estar muy demandados los cool hunter 2.0, que como su propio nombre indica son cazadores de tendencias a través de Internet.

Los profesionales apuestan cada día más por cultivar su marca personal en la Red

Marc Cortés, profesor de marketing de ESADE Business & Law Schools y socio de Roca Salvatella (una compañía que ayuda a desarrollar el negocio y sus equipos mediante estrategias en la Red) comienza por apuntar que “lo que cambia lo digital para la empresa es la forma en la que desarrolla su actividad, lo que genera más oportunidades para nuevas funciones”. “Y es evidente”, resalta, “que es necesario crear esas nuevas funciones para esos nuevos retos. Lo que no quiere decir que haya que crear nuevos puestos de trabajo para todo, sino, en primer lugar, hacer una revisión de las funciones de los que ya existen”. Dice Cortés “que el community manager antes podría ser la persona que se dedicaba a la atención al cliente y el que se ocupa de generar tráfico (trafficker) en la Red puede ser el que llevaba la parte comercial, revisando la forma de conocer y captar sus clientes”.

Este docente y empresario advierte de un riesgo: “El que sabe de la parte digital puede generar perfiles en Facebook o Twitter de la empresa, pero eso dentro de nada estará superado, todo el mundo estará ahí y entonces lo importante es que esa persona sepa también de actividad comercial. Toca, por tanto, revisar todos los puestos de trabajo a la luz de lo digital. ¿Se trata de reciclar, recolocar o contratar a alguien que sepa de redes sociales o bien formar en el entorno digital al que sabe de atención al cliente? Siempre será más fácil esta segunda opción. “Aunque lo que sí es evidente”, anota Cortés, “es que estos cambios han provocado que la empleabilidad se genere de forma distinta. Por ejemplo, la persona que aspire a alguno de los nuevos perfiles debe tener una identidad determinada en redes sociales”.

Dentro del ámbito de los profesionales, uno de los perfiles más demandados es el del experto en crear tu marca personal (personal branding). En un entorno laboral en el que las relaciones laborales son cada vez menos duraderas, los empleados sienten una necesidad creciente por labrarse una marca propia que garantice su futuro laboral más allá de su actual empleador. El medio a través del cual hacerlo son las redes sociales, y estos profesionales son quienes asesoran sobre cómo hacerlo.

Otro perfil que empieza a ganar terreno es el del gestor de outlets de Internet. En una economía digital y globalizada, las empresas han descubierto que no necesitan almacenar material excedente o descatalogado en un almacén físico. Esto aplica a todo tipo de productos: desde los libros a la ropa, pasando por la maquinaria industrial o los tornillos. Poner en marcha almacenes digitales para dar salida a estos productos vendiéndolos a clientes de todo el mundo es una opción adoptada cada vez por más compañías.

Todos los especialistas consultados coinciden en que la conciencia de cambio ya está en la mente de todas las empresas. De ahí que patronales como la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) o Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) hayan puesto en marcha servicios para asesorar a sus socios en aspectos como el posicionamiento de la marca a través de Internet o el uso de las redes sociales en su actividad comercial.

Según señala Rodríguez Ortega, “las empresas están centradas en estos momentos en identificar a personal preparado para liderar sus estrategias en el mercado digital, indistintamente del sector que procedan”. “El mercado está y seguirá estando en las redes sociales, por lo que están obligadas a adaptarse a esta nueva forma de actuar”, concluye.

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana