Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Gordo le gusta Madrid

Seguida de Barcelona, la capital es la localidad que más veces ha recibido el primer premio

Vecinos de Alcorcón, en Madrid, celebran el Gordo de Navidad de 2010.

Si es un soñador, Madrid es su ciudad. Es tiempo de fantasear con que se gana el Gordo y es posible ser millonarios. Tapar agujeros que la crisis ha provocado, pagar deudas o, quizás, no volver a trabajar. La capital es la localidad española en la que ha caído el Gordo de la Lotería de Navidad más veces. Hasta en 73 ocasiones. La última vez, en 2010, fue en la capital; y en 2009 llovieron millones por toda la región: el primer premio se vendió en una administración de la calle de Bravo Murillo, el segundo en Getafe, y uno de los cuartos en Vallecas, según datos facilitados por Loterías y Apuestas del Estado (LAE).

En la clasificación de ciudades más afortunadas por el gordo del Sorteo Extraordinario de Navidad sigue Barcelona, con un total de 38 Gordos. Después viene Sevilla, con 15.

Como cada año, los loteros madrileños están expectantes ante la fecha que marca un antes y un después en sus establecimientos. Un clásico de la ciudad es Loterías Doña Manolita. Fue fundado en 1904 y es una de los lugares que más premios ha repartido en España. Cuenta con millones de clientes repartidos por el mundo, especialmente en este sorteo. Lo curioso es que doña Manolita (1879-1951) nunca ganó, aunque, según revela Concha Corona, responsable del establecimiento, siempre jugó a la lotería. “Yo también juego y tampoco me he llevado nada nunca. Pero lo importante es repartir muchos premios desde aquí”, dice. Corona rechaza decir los décimos que se han vendido. “Somos muy supersticiosos”, asegura. Tampoco lo desvela Félix Galindo, dueño de la administración de lotería La Esperanza, en el barrio de la Latina, donde cayó el primer premio en 2010. “Lo único que puedo decir es que espero que este año también repartamos ilusión”, concede.

Corona, a diferencia de Galindo, sí desvela que los números más vendidos en Doña Manolita han sido los acabados en 12 y 13. “Este año pasó algo curioso. Además de vender muchos décimos con el número 17912 (el día que dimitió Esperanza Aguirre), hubo una oleada de gente que preguntaba por el 53973, un número que fue difundido en cadena por las redes sociales”, recuerda.

En realidad, cualquier número tiene la misma probabilidad de salir premiado en el sorteo. Eso hace pensar que todo el mundo tiene las mismas posibilidades, pero existe una pequeña variable suplementaria. En las ciudades las probabilidades se multiplican, ya que hay disponibles muchos más números que en localidades menos pobladas. Así, por ejemplo, Madrid y Barcelona son también las dos provincias en las que más lotería de Navidad hay consignada para este sorteo, con 562,5 millones de euros y 370,4, respectivamente, según datos de LAE a 22 de octubre. Les siguen Valencia (212,4 millones de euros), Alicante (144,3 millones), Vizcaya (116,7 millones), Asturias (106,2 millones), Murcia (104 millones), A Coruña (89 millones), Zaragoza (85,1 millones) y Sevilla (83,3 millones), todas ellas provincias que han sido visitadas varias veces por el Gordo a lo largo de la historia del sorteo.

Esta regla no es imbatible. Que el premio puede tocar en cualquier lugar lo demostró el sorteo del año pasado, cuando el primero cayó en el municipio de Grañén en Huesca, provincia en donde se vendieron 18,6 millones de euros en décimos, lejos de los 451,9 millones de Madrid o los 296,7 millones de Barcelona.

Más información