Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cierre de las urgencias rurales abre grietas en el PP castellano-manchego

“Mi deber es defender a mis vecinos”, dice un alcalde popular afectado por la clausura

Trece municipios irán a los tribunales contra la medida aprobada por Cospedal

Sanidad sugiere que otras comunidades autónomas estudian recortes similares

 VÍDEO: ATLAS

“Me presenté para defender al pueblo, y a nada más”. Con estas palabras justificaba el concejal del PP en el municipio conquense de Honrubia, José Vicente Moya Ovejero, su dimisión tras el cierre de las urgencias nocturnas en 21 centros sanitarios de la comunidad. Los cuatro representantes populares en el Ayuntamiento han dejado su cargo y el resto de miembros en la lista del partido que concurrió a las elecciones, suplentes incluidos, han dimitido.

Honrubia no es la única población castellano-manchega que se ha quedado sin concejales populares por la contestada decisión del Gobierno regional. En Villahermosa (Ciudad Real), gobernada por el PSOE, dejaron su cargo los cinco representantes del PP el pasado julio, cuando se anunció el cierre de las urgencias nocturnas en dos pueblos de la provincia. El único concejal del PP de Castellar de Santiago, también con alcalde socialista, dimitió por lo mismo.

El alcalde del PP de Almonacid de Zorita (Guadalajara), Rafael Higuera, ha optado por otra vía distinta a sus compañeros de partido en Ciudad Real y Cuenca. “Me veo obligado a impugnar esta orden. Mi deber como alcalde es defender a mis vecinos”. Así justificaba ayer su intención de revertir por la vía judicial el cierre del centros rurales de su pueblo. “Ellos tendrán sus fórmulas, pero yo tengo mis recursos para impugnarlo”, dijo por teléfono. Higuera consideró “erróneas” las declaraciones ayer de la presidenta de la comunidad, Dolores de Cospedal, quien afirmó que todas las poblaciones tendrán un servicio de urgencias “a 15 minutos”. “Algunos de los núcleos a los que atendía Almonacid ahora tendrán que acudir a Pastrana, a 40 minutos. Siempre respetando los límites de velocidad, claro”, denunció el edil popular.

El de Almonacid es uno de los 13 ayuntamientos que han anunciado que denunciarán la medida. Los otros 12 están gobernados por alcaldes socialistas. El primero en hacerlo fue el de Tembleque (Toledo), donde sus vecinos han protagonizado sonoras manifestaciones y encierros. El edil, Jesús Fernández, presentó ayer un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de la comunidad. El secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se comprometió a reestablecer el servicio si gobierna.

El tiempo es fundamental en cualquier urgencia, pero si es médica, es vital. Los vecinos de una centena de municipios de Castilla-La Mancha tendrán que viajar largas distancias si necesitan de asistencia sanitaria en horario nocturno a los fines de semana debido al cambio en 21 Puntos de Atención Continuada (PAC) en la comunidad, que ya no atenderán las 24 horas. En muchos casos, los recorridos entre sus pueblos y al que tendrán que acudir ahora superan los 30 minutos que establece la Ley de Estructuras Básicas de Salud, de 1984, que estipula que ese debe ser el tiempo máximo entre el municipio-cabecera y el resto “con los medios habituales de locomoción”. Por eso los alcaldes del PSOE de las poblaciones afectadas y uno del PP, han anunciado que recurrirán la medida ante la justicia al considerar que contraviene la ley.

Copedal insistió ayer, sin embargo, en que “no se han quitado las urgencias con carácter general” y que las poblaciones donde se elimina el PAC “son muy pequeñas”. Pero los 21 PAC que desaparecen atienden a más de 100.000 castellano-manchegos, según cálculos del PSOE. El sindicato CC OO se unió a las críticas. “Es demencial la política de recortes” de la Junta en Castilla-La Mancha, denunciaba en una nota, en la que subraya que el dato aportado por la presidenta al afirmar que todos los municipios tendrían un punto de urgencias a 15 minutos es falso.

Para rebatir a Cospedal, los equipos de Gobierno de varios municipios afectados de Guadalajara han calculado cuánto tiempo tardarán ahora a su nuevo PAC. Han comprobado que la distancia entre algunos pueblos y el servicio de urgencias más cercano, puede llegar a los 50 minutos de viaje. Es el caso de Majaelrayo, a casi una hora de distancia de Cogolludo. Los vecinos de Irueste están separados por 40 minutos de coche de Sacedón; el mismo tiempo que separa a los habitantes de Piqueras de Molina de Aragón. “Aun cuando los pueblos quedasen a 15 minutos de un punto de urgencias, ese cuarto de hora es vital”, añadía CC OO.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció que su grupo parlamentario presentará un conjunto de iniciativas en el Congreso para obligar al Gobierno a pronunciarse sobre este asunto. El secretario de Estado de Servicios Sociales, Juan Manuel Moreno, aseguró que la decisión del Gobierno de Castilla-La Mancha “está avalada por un principio de racionalizar los recursos públicos disponibles” y apuntó que la medida podría adoptarse “en otras comunidades”, ya que muchas están “rediseñando sus propios mapas de recursos”.

La sanidad pública había acumulado “una deuda de 16.000 millones en bienes y servicios sanitarios, lo cual hacía insostenible el sistema sanitario”, afirmaba Moreno. Horas después el ministerio que dirige Ana Mato matizó estas declaraciones y confirmó que a Sanidad “no le consta” que otras comunidades planeen el cierre centros de atención nocturna.

Más información