Sor María, imputada por segunda vez en otro caso de robo de bebés

La monja, acusada ahora de la desaparición de dos gemelas, se negó a declarar la primera vez

Sor María, a la salida del juzgado en abril pasado. / CRISTÓBAL MANUEL

La monja Sor María será interrogada otra vez este próximo viernes por un juez de Madrid en relación con la desaparición de dos niñas gemelas nacidas en 1981 en la clínica madrileña de Santa Cristina. La denunciante es Purificación Betegón, madre de las pequeñas. El caso de estas gemelas es uno de los cuatro por robo de niños que hay en los juzgados de Madrid por desaparición de bebés en los que está implicada Sor María.

Sor María tendrá que declarar el viernes ante el Juzgado de Instrucción 50 de Madrid, que dirige Esteban Vega, por el caso de las gemelas, pero tiene otros tres asuntos abiertos en el Juzgado de Instrucción 47, cuyo titular es Adolfo Carretero. Este es el juez que interrogó por primera a la religiosa María Gómez Valbuena, conocida como Sor María. Declaró en el caso de María Luisa Torres, quien, tras encontrar a su hija en un programa de televisión, denunció que Sor María le había arrebatado a su bebé en 1982 en la clínica de Santa Cristina. Sor María se acogió a su derecho a no declarar cuando fue citada el pasado 12 de abril por el juez Carretero.

El de María Luisa Torres es el caso judicialmente más avanzado de todos que pende sobre esta religiosa y el que mayor número de pruebas reúne con vistas a un eventual juicio. Tras aquella primera declaración, el estado de salud de la monja se ha deteriorado y sufre cuadros de ansiedad, según fuentes de las partes en este proceso. Es previsible que María Luisa Torres vuelva a declarar ante el juzgado 47 para que amplíe su declaración sobre lo que recuerda del nacimiento de su hija, de la actuación de Sor María y lo que hizo ella en los años siguientes para buscar a su bebé desaparecido.

También es previsible que Sor María tenga que comparecer de nuevo ante el Juzgado 47 de Madrid (sería su tercera cita con los jueces) para ser interrogada por los otros dos casos de desaparición de bebés que lleva este órgano judicial, aparte del de María Luisa Torres. En uno de estos robos figura imputada una médica. Este asunto es resultado de una denuncia interpuesta por una mujer que asegura haber hallado viva a su hija (se ha hecho la prueba del ADN) muchos años después de que le dijeran que había muerto en el hospital La Paz de Madrid. Entonces, según ella, le dijeron que había tenido un aborto. Sin embargo, la madre señala que ella no dio a luz en La Paz sino en la clínica Santa Cristina y que allí conoció a la monja Sor María, que sería colaboradora en la falsificación de los papeles sobre su bebé y el lugar real del nacimiento. La médica imputada declaró que no recuerda nada de ese asunto, que es, dijo, uno más de los más de 3.000 partos que ha asistido en su carrera profesional.

El tercer caso de niño robado que se tramita en el Juzgado 47 fue archivado por el juez al entender que no había pruebas de la implicación de Sor María, si bien el fiscal discrepó y tiene recurrido el sobreseimiento ante la Audiencia de Madrid.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista de investigación de EL PAÍS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana