Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 21% de los adolescentes españoles están en riesgo de ser adictos a Internet

En España un 39% de los adolescentes pasan más de dos horas al día en las redes sociales

Los jóvenes españoles prefieren usar las webs nacionales como tuenti

Un usuario accede a Tuenti
Un usuario accede a Tuenti

El 21,3 % de los adolescentes españoles presentan indicios de desarrollar una conducta adictiva a Internet por el elevado tiempo que pasan conectados a la Red. Es decir, presentan indicios de aislamiento, irascibilidad y dejan de hacer cosas que antes hacían por estar en las redes sociales. Esta es la conclusión a la que ha llegado un estudio realizado sobre conductas adictivas en Internet, hecho en siete países europeos por la asociación Prótegeles, dedicada a la protección del menor en Internet, y que ha sido financiado por la Comisión Europea. El estudio revela que un 1,5% de los jóvenes españoles entre 14 y 17 años son ya adictos a la Red.

En la investigación se aplicaron 2.000 cuestionarios por país (13.300 en total), en adolescentes entre 14 y 17 años de edad. Y los países, "seleccionados por su localización geográfica y sus similitudes culturales", han sido España, Grecia y Rumanía representando a la zona sur; Islandia y Holanda a la zona norte; y Alemania y Polonia, a la parte central.

El estudio señala que los adolescentes europeos tienen más riesgo de descuidar su vida personal y sus actividades de ocio porque utilizan de "manera abusiva" las redes sociales. Y el caso de España es notable: el 27,8% de los menores españoles utilizan Internet hasta el punto que dejan de hacer actividades que antes hacían, como jugar al fútbol o salir con sus amigos. Además, son los que más tiempo navegan por Internet. Así, en España un 39% de los adolescentes pasan más de dos horas al día en las redes sociales, y lo hacen al margen de que se encuentren en el colegio o en otras actividades, mientras que la media europea es del 23%. "Hablamos de jóvenes que llevan Internet en los bolsillos. El móvil o las tabletas ayudan a que no se planteen el tiempo que pasan en Internet", dice Guillermo Cánovas, presidente de Protégeles.

España se encuentra también a la cabeza de los que usan a diario las redes sociales, con un 91%. Pero el tipo de redes sociales que utilizan difiere mucho del resto de sus vecinos europeos, ya que los españoles prefieren utilizar redes nacionales como Tuenti, en lugar de otras como Facebook. Así, de acuerdo con el estudio, el 88% de los adolescentes europeos son miembros de Facebook, mientras que  el 38,7% son miembros de una red social de su país. Para ilustrarlo, el informe señala que la media de amigos en Facebook de los países estudiados es de 300, que se eleva a 340 en el caso de aquellos que utilizan una red social de su país. En el caso de los españoles, la media de amigos en Facebook es tan solo de 156, que se eleva a 300 en Tuenti.

También son los españoles los que más usan las salas de chat, mientras que, respecto a la mensajería instantánea, se encuentran por detrás de Holanda y Polonia, aunque se sitúan por encima de la media europea.

Sobre acoso sexual en Internet, el 63% de los europeos de entre 14 y 17 años reconoce que ha contactado con personas desconocidas en Internet, un porcentaje que desciende hasta el 59,7% en el caso de España.En cuanto a acoso escolar en la Red, España es el país en el que menos casos de ciberbullying se producen, 13% frente una media europea del 22%.

El 58% de los jóvenes europeos ha accedido a imágenes pornográficas en la Red, aunque para un 33% esta ha sido una experiencia "desagradable". España se sitúa entre los porcentajes más bajos de exposición a este tipo de imágenes.

Cánovas señala que este tipo de comportamientos en los adolescentes puede ser una cuestión cultural. "En España se valora mucho relacionarse y los adolescentes buscan conocer gente nueva", apunta. De acuerdo con Cánovas, el problema de estos adolescentes aún tiene una esperanza, y la mayoría de ellos podrán salir de ello por sí solos. "La mayoría  podrá superar por sí mismos esa primera etapa en la que se muestran señales preocupantes de adicción a Internet, porque hallarán herramientas par controlarse. Sin embargo, el rol de los padres es muy importante ya que deben de regular el tiempo que pasan en la red y proponer que sigan haciendo actividades de ocio fuera de ella", concluye.