Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Hierro sortea la moratoria para ser el escaparate renovable

Industria asegura una alta rentabilidad a la primera central hidroeólica

Parque eólico de El Hierro.
Parque eólico de El Hierro.

La central hidroeólica de El Hierro, el proyecto pionero que busca generar el 80% de la demanda de la isla con renovables, está a punto de superar el último escollo. El Ministerio de Industria ha remitido a la Comisión Nacional de la Energía un borrador de orden ministerial con la retribución fijada para la planta, lo que supone crear un régimen específico con el que sortea la moratoria a las renovables que el Gobierno impuso hace un año. El Ejecutivo garantiza una rentabilidad del 8% (la mayor parte saldrá de los Presupuestos Generales del Estado e irá al déficit de tarifa). Generar con esta planta será un 23% más barato que la generación actual en la isla, mediante fuel.

El mecanismo de la central hidroeólica encaja perfectamente con El Hierro, una isla de solo 10.000 habitantes, con un fuerte desnivel y vientos constantes del Atlántico. Un pequeño parque eólico (de cinco aerogeneradores de tecnología alemana y 11,5 megavatios de potencia) produce electricidad. Cuando no hay demanda suficiente —generalmente de noche— para consumir todo lo que produce, el exceso de energía se utiliza para bombear agua desde una balsa inferior a una situada 682 metros más arriba. Cuando aumenta el consumo, el agua se deja caer y se turbina para generar más electricidad. El bombeo ya se utiliza como almacenamiento, pero no directamente vinculado a un parque eólico.

La empresa Gorona del Viento (60% del Cabildo insular, 30% de Endesa y 10% del Instituto Tecnológico de Canarias) calcula que podrá generar 39 gigavatios hora al año, lo que supone un 83% de la demanda anual de la isla (con picos del 100% en verano). El consejero delegado de la empresa, Juan Manuel Quintero, explica que el coste de la obra ha sido de 74 millones de euros, de los que el Gobierno, a través de Industria, ha dado 35 en subvenciones.

La obra, según Quintero, está “solo a falta del cableado y las pruebas”, pero estaba pendiente de la retribución. En enero del año pasado, Industria dictó una moratoria a las renovables que dejó en el aire cómo se pagaría la electricidad del proyecto.

El Hierro, la isla más occidental de Canarias, ha sido un emblema que España ha usado como escaparate internacional de su apuesta por las renovables. Hay numerosos reportajes en la prensa internacional del plan y el Gobierno del PP lo ha puesto como ejemplo ante la Agencia Internacional de Renovables (Irena).

Así, el borrador de orden ministerial garantiza una retribución de 236 euros por megavatio hora producido, muy por encima del coste de la eólica convencional. Quintero argumenta que este no es un proyecto eólico normal y que “la construcción de un túnel para evitar el impacto ambiental ha encarecido el proyecto”. Este explica que, si todo va bien, en unos meses comenzará a generar electricidad. Aun así, Industria señala que “tomando los datos de 2011, en la isla de El Hierro el coste de generación en régimen ordinario es de 306 euros por megavatio/hora”. La central hidroeólica costará menos que el sistema actual (aunque el dato tiene algo de trampa porque el fuel seguirá como refuerzo y encarecerá el precio total). El coste total al año, según las previsiones de funcionamiento, es de 7,2 millones.

La planta producirá el 80% de la electricidad que consume la isla

El caso demuestra la utilidad que las renovables tienen en sistemas aislados con alta radiación solar y viento. En islas pequeñas, la mayor parte de la electricidad se produce con pequeños grupos diésel muy caros, por lo que ahí las renovables son ya competitivas.

La retribución garantizada a Gorona del Viento puede ser un arma en manos de los productores de renovables afectados por los recortes de primas del Ministerio de Industria. Pueden esgrimir que lo que ahora da Industria a Endesa y el Cabildo entra dentro del concepto “rentabilidad razonable”, el que ha usado el Gobierno para recortar sus primas. “Nos parece muy adecuado que Industria explicite por primera vez la retribución razonable de una instalación de generación y debería aplicarlo a todas las tecnologías en lugar de aplicar recortes retroactivos”, explica Jorge Morales, productor de renovables.

La situación del plan de El Hierro contrasta con otro proyecto singular en renovables cuyo futuro es más sombrío. La Comisión Europea anunció en diciembre que había concedido 70 millones de euros de ayuda a una planta que mezcla termosolar y biomasa de Acciona y Sener en Badajoz. El proyecto había sido descartado por España en 2010, que prefirió financiar una planta termosolar apadrinada por EE UU, según revelaron los cables del Departamento de Estado obtenidos por Wikileaks. Sin primas, la planta será inviable, según fuentes conocedoras del proyecto, y España tendría que renunciar al dinero europeo.