Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOSEP BASORA Presidente de Semfyc

“Atender a los pacientes en los hospitales será más caro”

El representante de los médicos de atención primaria cree que la asfixia presupuestaria de las comunidades está llevando a tomar decisiones arriesgadas y poco meditadas

Ampliar foto
Josep Basora.

Josep Basora preside la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), una de las dos asociaciones de médicos de atención primaria que hay en España. Cree que la situación de asfixia presupuestaria de las comunidades autónomas está llevando a tomar decisiones arriesgadas y poco meditadas como el cierre por parte de algunas autonomías —la última, Castilla-La Mancha— de varios puntos de atención continuada, los ambulatorios con consulta nocturna que dan servicios a muchos municipios rurales. La acción, advierte, tendrá consecuencias sociales y económicas a largo plazo.

Pregunta. ¿Qué papel cumplen estos centros?

Respuesta. Estamos en una dinámica en la que los pacientes tienen más enfermedades crónicas. Acuden con más frecuencia al médico y requieren una atención de proximidad constante. Esa es la función de estos centros, atender las incidencias que no son de muy alta complejidad. Son un recurso más sencillo que hace una gran función. Resuelven el 90% de los casos que les llegan y evitan que casos que no son graves vayan a las urgencias hospitalarias. Si esos pacientes van a un hospital, su asistencia será mucho más cara y además terminarán en una camilla en un pasillo sin recibir la asistencia que necesitan.

P. ¿Qué supone su cierre?

R. Puede tener consecuencias no solo para la población, que tendrá que desplazarse para recibir la misma atención o peor. También se corre el riesgo de sobrecargar servicios que no están diseñados para el tipo de casos que atienden los centros de atención continuada. Estamos diciendo constantemente que las urgencias están saturadas; pero lo estarán mucho más tras los cierres. Eso se está ignorando.

P. Ahorro a corto plazo.

R. Efectivamente. El coste a largo plazo de la atención de esos pacientes en los hospitales, o de no atenderlos, será mucho mayor. Hay que tenerlo en cuenta, no se está haciendo un estudio completo de la situación. Antes de cerrar los centros indiscriminadamente, como parece que se está haciendo, hay que evaluar cómo están funcionando y su efectividad. Y eso no se hace solo analizando cuántos pacientes los utilizan. También, y sobre todo, hay que mirar qué tipo de pacientes acuden a ellos: si son personas muy envejecidas, con muchas enfermedades crónicas, porque la atención indicada para ellos son estos centros. Y si no los tienen habrá que darles otra opción adecuada. No decimos que todos los centros sean necesarios, pero debe estudiarse.

P. ¿Se ha tomado la decisión a la ligera?

R. Se está actuando demasiado deprisa, pero no solo en Castilla-La Mancha con los últimos casos conocidos. Hay comunidades que decidieron cerrar centros de atención continuada hace meses, como Cataluña, que ahora debe hacer público el análisis de cómo ha ido su decisión.