Selecciona Edición
Iniciar sesión

Rusia prevé viajar a la luna en 2015

La agencia espacial Roscosmos pretende tomar muestras del suelo, buscar agua y realizar estudios astrofísicos

Ampliar foto
La luna llena. EL PAÍS

Los rusos vuelven a querer la Luna. En 2015 pretenden enviar al espacio la sonda no tripulada Luna-Glob, con el objetivo de estudiar la exosfera del satélite y realizar estudios astrofísicos. Además, la sonda contará con un robot para recoger muestras de suelo y buscar agua en la superficie lunar. Desde 1970 los rusos no habían lanzado una sonda al satélite terrestre. El objetivo final de la misión es poner las primeras piedras para la vuelta del hombre a la luna, que la agencia espacial rusa prevé para 2020, después de construir una estación permanente.

Vladímir Popovkin, director de Roscosmos, anunció el martes que la sonda será lanzada desde el cosmódromo Vostochni, en Amur, en el extremo oriental del país. Esa instalación quiere reducir la carga de trabajo del cosmódromo que los rusos tienen en Bakonur (Kazajstán), y que ahora mismo está arrendado a ese país.

A pesar de que Rusia ganó los primeros embates de la Guerra Fría por la conquista espacial, con la primera sonda a la luna en 1959 y el primer hombre en el espacio; los norteamericanos se apuntaron la victoria más definitiva hasta el momento, con el paseo lunar de Neil Amstrong y el Apolo 11.

Pero Rusia está dispuesta a resarcirse. A pesar del último fracaso ruso, la fallida conquista de Marte con la estación Fobos Grunt en 2011, siguen en el carrera, aunque con nuevo objetivo. Dimitri Medvedev aprobó el pasado mes un plan para gastar más de 52 millones de euros en el desarrollo de la industria espacial hasta 2020. Ya el martes pasado el ministerio de Defensa consiguió con éxito poner en órbita tres satélites militares.

La luna será prioridad en este periodo. De hecho, Rusia tiene otro proyecto junto con India para enviar la sonda Luna Resource, una plataforma con un equipo de perforación. India aportará a la misión el cohete portador y el vehículo lunar Rover, que será depositado en la superficie de la Luna por un módulo de descenso ruso.