La policía localiza a la madre de una niña robada en 1964 en Valencia

A la mujer le dijeron que su bebé había muerto. Ambas desean guardar en secreto sus identidades porque la madre adoptiva está muy enferma

La policía ha logrado esclarecer el caso de una niña robada en 1964 en un hospital de Valencia y localizar a la madre biológica, según ha informado la Dirección General de la Policía. Esto ha permitido el reencuentro de ambas mujeres, cuya identidad no ha sido dada a conocer por expreso deseo de las implicadas. La niña robada, que hoy tiene 48 años, ha pedido a las autoridades que no faciliten ningún otro dato sobre el caso porque su madre adoptiva se halla muy enferma y no desea amargarle los últimos días de su vida.

 Según la policía, la madre biológica alumbró al bebé e inmediatamente después le dijeron que había fallecido. Nunca, por tanto, se preocupó por averiguar más. Sin que ella lo supiera y sin que diera su consentimiento, la criatura fue entregada a otra familia, con la que ha vivido durante más de cuatro décadas. En octubre de 2011, ante las constantes noticias sobre robos de niños, fue esa niña (hoy ya una mujer adulta) la que sospechó que ella misma pudiera haber sido víctima de una de estas tramas y que en realidad no había sido dada en adopción legalmente.

No le dijeron ni el sexo de recién nacido, solo que había muerto 

Tras presentar la correspondiente denuncia ante la fiscalía, la policía de Valencia comenzó las indagaciones. "Ha sido una investigación ardua y compleja. Inicialmente, por el tiempo transcurrido desde la sustracción, en el año 1964, y además por la dificultad de poder localizar y relacionar toda la información que se pudiese conservar de la época", ha explicado un portavoz del Cuerpo Nacional de Policía. No obstante, los agentes encargados del caso, lograron localizar unos archivos con documentación de interés, en los que constaban fechas de entrada y salida de mujeres que en la época habían dado a luz en el centro médico.

 Una vez analizada toda la información, los investigadores obtuvieron un listado con más de 200 candidatas, por lo que trataron de localizar a todas y cada una de las madres que habían dado a luz en esa fecha. De este modo dieron con el paradero de la madre biológica de la mujer, la cual mostró su gran sorpresa y alegría al conocer la noticia. Los correspondientes cotejos de ADN dieron como resultado la inequívoca relación entre ambas mujeres como madre e hija, que ya se han reencontrado.

 Durante todos estos años la madre biológica había vivido convencida de que el bebé, del que ni siquiera le confirmaron el sexo, había muerto en el parto. Además, el personal sanitario en ningún momento le enseñó cadáver del recién nacido ni le informaron del lugar donde supuestamente había sido enterrado.

Los policías continúan las investigaciones en torno a la localización de los responsables de la sustracción y de cuyas diligencias entiende la Fiscalía de Menores de Valencia. En esta comunidad autónoma es donde hay innumerables denuncias de robos de bebés, ocurridos fundamentalmente en centros médicos dependientes de instituciones religiosas. Además, la provincia de Valencia fue el destino de al menos varias decenas de bebés sustraídos o irregularmente dados en adopción desde la clínica San Ramón, de Madrid, que en torno a 1980 fue una auténtica "fábrica de bebés".

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana