Vecinos de Guadalajara protestan en la calle por el cierre de las urgencias

Ediles del PP en la comarca consideran que Cospedal está mal asesorada

Vecinos de Guadalajara protestan por el cierre de las urgencias. / Uly Martín (EL PAÍS)

Cerca de 2.000 personas, entre vecinos, plataformas sociales, sindicatos y alcaldes de la provincia de Guadalajara (Castilla-La Mancha), se han manifestado este mediodía en el centro de la ciudad guadalajareña para protestar por el cierre de las urgencias nocturnas de sus localidades. La medida fue anunciada el pasado lunes por el Gobierno de María Dolores de Cospedal y afecta a más de 100.000 ciudadanos de una centena de municipios. El jueves, el Tribunal Superior de Justicia de esta autonomía admitió a trámite el recurso presentado por el alcalde de Tembleque (Toledo), Jesús Fernández (PSOE), y determinó la suspensión cautelar del dicha medida. Aunque la Junta anunció ayer que piensa recurrir el auto.

A pesar de las reticencias de Cospedal, algunos regidores han mostrado durante la marcha su confianza en que el Gobierno regional cambie de postura. También algunos del Partido Popular, como Carlos María de Silva, alcalde del PP en Budia, Guadalajara. Este dirigente considera que la secretaria general de su partido está mal asesorada pero que tarde o temprano "entrará en razón". “La distancia hasta Sacedón, que es donde nos derivan, es de unos 25 minutos, sin mal tiempo, y a la gente mayor es difícil explicarle todo el tema de helicópteros y el 112 cuando además tiene ya un trato familiar con su centro sanitario”, ha ejemplificado De Silva acompañado de vecinos de su pueblo y de otros municipios de la comarca como Chiloeches o el Pobo de Dueñas.

Samuel Herranz, en cambio, no lo tiene tan claro. Es concejal popular en esta última localidad y confiesa sentir reparo. “Me avergüenza decir que soy concejal del PP. Están cabezones y no van a recular a pesar de lo que digan los tribunales”, ha vaticinado. En ese mismo tono de desánimo se han expresado otros políticos de la zona como Juan Carlos Bella, concejal del PSOE en Tordesilos, que ha portado durante el recorrido un féretro simbólico junto a otros vecinos: "Me temo que este entierro se va a oficiar. Además, con la medida algunos pueblos como el nuestro, que están en el límite provincial con Aragón, van a verse despoblados ya que muchos se empadronarán en la autonomía más cercana. Nosotros estamos más cerca de Teruel que de Guadalajara, que es a donde nos quieren mandar”.

La mayoría de los asistentes han llegado a la ciudad castellano-manchega en varios autobuses y coches particulares. En total, han recorrido unos 150 kilómetros entre ida y vuelta. Aunque también han asistido vecinos de la propia ciudad y de localidades cercanas como Azuqueca de Henares, situada a 12 kilómetros.

La marcha ha arrancado desde el palacio del Infantado y ha terminado en la plaza de Santo Domingo donde se ha leído un manifiesto en defensa de la sanidad pública y contra el cierre de las urgencias de la comunidad. Durante el trayecto, que ha pasado por la sede de la Delegación del Gobierno, se ha pedido la dimisión del consejero de Sanidad y Asuntos Sociales regional, José Ignacio Echániz, y de la propia Cospedal, a la que se ha invitado a recorrer y conocer los pueblos afectados por la medida.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana