Un millar de empleados de la dependencia se van al paro cada mes

Las reformas del Gobierno al sistema han producido el cierre de cientos de residencias

Un hombre mayor espera frente a una rampa / ALKIS KONSTANTINIDIS (EFE)

Las reformas del Gobierno al Sistema de Dependencia que hizo el año pasado, parecen tener un efecto contrario al esperado. Las medidas antidéficit como los recortes en las prestaciones a los cuidadores, el retraso hasta 2015 en la entrada al sistema de los dependientes moderados o el aumento del copago, no parecen reducir los gastos y las listas de espera y han provocado la pérdida de un millar de empleos en el sector.  Además, en 2012, el número de beneficiarios pendientes de que se les asigne una prestación se ha reducido apenas en un 20% y las condiciones para acceder a la ayuda de dependencia se endurecen y hay que esperar 18 meses para obtenerla.

Esta ha sido la conclusión de la Jornada Parlamentaria sobre la Ley de Dependencia del PSOE en el Congreso, llevada a cabo hoy. En ella se ha hecho una valoración sobre los efectos de la reforma del Gobierno en el sistema de dependencia, que recoge en un escrito CC OO. De acuerdo con el sindicato, la reforma tiene un efecto devastador en la pérdida de empleo del sector y, con ella, en la calidad del servicio. “Calculamos que cada mes se van 1000 trabajadores del sistema de dependencia al paro”, dice José Manuel Ramírez Navarro, presidente de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes Sociales. "Cada vez más son las residencias que se cierran", añade.

Para el sindicato, la reducción de 66.000 personas en la lista de espera a finales del año pasado se debe más bien a la mortalidad de las personas. “A finales de 2012 la cifra de la lista de espera se mantiene en 230.000 personas y solo ha habido un aumento de unas 20.000 de aquellas que son atendidas efectivamente. Creemos que esto se debe a que muchas han fallecido y otras tantas han perdido el derecho a recibir la prestación”.

La reforma no parece tampoco tener una mejora de los nuevos beneficiarios (contados a partir de julio de 2012 cuando entró en vigor la reforma). "Mientras que las prestaciones se han reducido en un 15% a los cuidadores de familiares, el número de atención de la ayuda a domicilio lo ha hecho entre un 19 y un 58%", asegura.

Por último, hay que esperar más. El plazo de procedimiento de espera está en 18 meses, asegura Navarro. Según su opinión, si el Gobierno no adopta otras medidas podría tardar unos 11 años en atender a todas las personas en situación de dependencia que tienen el derecho ya reconocido.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana