Alemania obligará a Google y a otros agregadores a pagar a los periódicos

El Parlamento aprueba una ley que no detalla ni cantidades ni modo de facturación

Dos mujeres con un iPad / Frank May (Cordon Press)

Los agregadores de noticias tendrán que pagar a los editores de periódicos en Alemania, según la nueva ley aprobada por la Cámara baja parlamentaria (Bundestag). Este intento de proteger los derechos intelectuales de autores y editores ha causado considerable controversia en el país, reflejada en la división de los diputados: 293 votaron sí y 243 no a una norma muy vaga en sus términos, que ofrece amplio margen de interpretación. Los editores de prensa alemanes se apresuraron a celebrar la aprobación como un “elemento importante para la remuneración justa” de los contenidos editoriales. Por el contrario, el portavoz alemán del gigante de Internet Google, Ralf Bremer, aseguró que es “una ley innecesaria, que dañará a las empresas y a los usuarios” de la red “porque obtendrán peores resultados en sus búsquedas”.

La nueva ley permitirá a las editoriales de periódicos cobrar a las plataformas de Internet por el uso de sus contenidos. En la versión aprobada el viernes, el texto excluye de pago las citas formadas por “palabras sueltas o extractos mínimos” de artículos ajenos. Esto añade aún más confusión a los interrogantes que la ley arroja desde su redacción por parte del Gobierno de centroderecha que preside Angela Merkel. Hasta ahora parecía claro que la ley incluiría los llamados snippets, una suerte de entradillas sacadas del texto original a través de las cuales el usuario de plataformas como Google News se hace una idea del contenido del artículo antes de pincharlo y acceder así al servidor de la editorial. Los editores interpretan que la ley, en su nueva redacción, también afecta al uso de estos snippets. Pero muchos analistas creen que, como “extractos mínimos” de texto, no permitirán a las editoriales pasar factura a quienes los usen.

Las dudas empiezan ya respecto a las cantidades a cobrar y el modo de facturación por parte de las editoriales. Anja Pasquay, de la Asociación Federal de Editores Alemanes de Periódicos (BDZV), reconoce la vaguedad del texto legal y habla de “varias posibilidades”. Una de ellas, quizá entre las más plausibles, es crear una sociedad al estilo de la SGAE para que recaude las contribuciones y las reparta entre las editoriales. Los editores “no tienen muy claro” cómo avanzarán ahora a partir de la nueva regla. Para Pasquay, “da una primera protección” a los editores, que quieren seguir negociando con las firmas de Internet.

Pagar por informar

Francia. A comienzos de mes, Google acordó pagar 60 millones de euros a los medios de comunicación franceses por la publicación de sus contenidos.

Bélgica. Fue el país pionero y llegó a un acuerdo similar en diciembre.

Brasil. En octubre, 145 medios retiraron su contenido de Google al no llegar a un acuerdo.

No se sabe ni cuánto dinero se podría llegar a recaudar. Al hablar de las posibilidades de cobro por parte de los periódicos, Pasquay no abandonó el condicional: “El dinero que se cobraría, si es que llega a hacerse…”. La alegría declarada de los editores alemanes se debe más a lo que interpretan como un reconocimiento de sus derechos que a la posibilidad inmediata y efectiva de sanear el maltrecho modelo de negocio de la vieja prensa. Ahora bien, insisten en que los snippets sí cuentan como contenidos protegidos por la ley. La BDZV representa a 300 periódicos, de los gigantes de Springer a la influyente prensa regional, pasando por las cabeceras más prestigiosas como el Süddeutsche Zeitung o el Frankfurter Allgemeine.

En Google se habla de atropello forzado por la cercanía de las elecciones federales. También el sindicato de periodistas DJV y el de servicios Verdi han criticado la ley, que “no protege” a los autores de los textos. Solicitan que los redactores se embolsen “al menos la mitad” de lo que cobren las editoriales.

Menos drástica que sus colegas alemanes en la multinacional Google, Marisa Toro destacaba al teléfono desde España que “un servicio como Google News no reporta ingresos” a la compañía. Niegan los californianos que se estén lucrando con contenidos ajenos gracias a sus agregadores de noticias. “Al contrario”, dice Toro, “proporcionamos tráfico y miles de millones de clics a los periódicos en Internet”. No creen que Google News reduzca el número de visitas a las webs de los periódicos porque, dice Toro, “nadie queda suficientemente informado” tras leer solo el titular y los snippets que recoge el agregador. Pero, por si acaso, Google insiste en que su uso de snippets los excluirá de los cobros que hará posible la nueva ley, porque se trata de textos demasiado cortos.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana