El cambio climático causará más huracanes como Katrina en EE UU

Un estudio publicado esta semana asegura que el calentamiento global y la subida de nivel del mar propiciarán que se den más tormentas extremas en el país en los próximos años

Imagen tomada sobre la ciudad de Nueva Orleans tras el paso de Katrina. / AFP

El calentamiento global del planeta está provocando que se duplique el riesgo de que se produzcan huracanes como Katrina (2005) en Estados Unidos, según concluye un estudio elaborado por un equipo de la Universidad de Copenhague y el panel intergubernamental de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. Según los investigadores, las tormentas extremas son muy sensibles a los cambios de temperatura y el número de huracanes de una magnitud similar al ocurrido en Nueva Orleans en 2005 (Luisiana) "está apunto de multiplicarse por dos debido al calentamiento global que se produjo durante el siglo XX".

“Si las temperaturas continúan aumentando a un ritmo similar al que lo han hecho en este siglo, como prevén muchos científicos del clima, el número de huracanes como el mencionado podría, no sólo duplicarse, sino ser cada vez más frecuentes con cada aumento de un grado centígrado en las temperaturas globales”, han añadido los científicos en el texto. El comité intergubernamental del Naciones Unidas añade en el documento que, “según simulaciones elaboradas por ordenador, las temperaturas podrían subir en un intervalo de dos a seis grados para finales de este siglo", dependiendo de las futuras emisiones de gases de efecto invernadero y la sensibilidad del clima ante estos contaminantes.

Desde hace años, los investigadores estudian la relación entre el calentamiento de la superficie marina y las tormentas en el Océano Atlántico pero, en esta ocasión, la investigación ha intentado predecir qué número de huracanes extremos [aquellas tormentas que provocan una subida anormal del nivel del mar y son empujadas a tierra firme por fuertes vientos ciclónicos] pueden ser provocados de forma directa por el aumento de las temperaturas.

“La subida del nivel de mar también puede ser determinante para predecir que los huracanes serán más frecuentes en el país en los próximos años”, ha dicho Aslak Grinsted, científico climático de la Universidad de Copenhague, a la cadena NBC. "Está claro" que el cambio climático afecta a la actividad de los huracanes "de alguna manera", ha agregado Grinsted. "Pero no estaba claro cómo lo hacía".

“El factor de las mareas es una medida más exacta de la gravedad de un huracán que la velocidad del viento. Ya que normalmente cuando la gente habla del viento no se refiere a la intensidad, sino a lo rápido que está viajando el agente atmosférico”, ha agregado el experto a la agencia Reuters.

El análisis de las tormentas se ha realizado con registros recopilados desde 1923 por mareógrafos que están localizados a lo largo de la costa este de EE UU.

El daño que se pudo prevenir.

“Mucho del daño que llevaba consigo el huracán Katrina fue causado por el aumento del nivel del mar en la costa del Golfo de México”, ha informado la  Administración Nacional para el Océano y la Atmósfera de EE UU (NOAA, por sus siglas en inglés). Cuando el huracán Katrina golpeó la costa de Misisipi y Luisiana, el 29 de agosto de 2005, provocó que los niveles del mar aumentaran en algunas zonas de la costa hasta 8,5 metros, este hecho fue uno de los principales causantes de las inundaciones y de la muerte de más de 2.000 personas.

O la tormenta tropical Sandy, a finales del 2012, que azotó toda la costa este del país -72 personas perdieron la vida-. Siete años de diferencia entre una y otra”, ha añadido la NOAA. “En este caso, Sandy viajaba muy despacio y en cambio su impacto fue muy elevado”, ha agregado el experto danés a la misma agencia. Además, esta tormenta provocó las olas más grandes jamás registradas en esta zona de EE UU, según ha añadido el NOAA.

Durante los próximos años habrá un aumento de los huracanes de todas las magnitudes, pero el aumento será mucho mayor para las tormentas más extremas, concluye el estudio. “Los resultados hallados no indican que cada huracán que vaya a ocurrir en EE UU vaya a ser como Katrina. Sino que, gracias a estos datos, tenemos la oportunidad de planificarnos y prepararnos con inteligencia”, ha finalizado Grinsted a la agencia Reuters.

Pero no todos los científicos están de acuerdo. En un futuro estudio que se publicará en el próximo número de la revista Clima, un grupo de científicos de la Universidad de Princeton (Nueva Jersey) concluye que “las tormentas tropicales serán menos frecuentes pero más intensas a medida que aumente el calentamiento global”, según informa Associated Press.

Por otro lado, una investigación publicada en la edición de marzo de la revista Climate Dynamics, subrayó que los huracanes de gran intensidad se han incrementado en todas las cuencas oceánicas a un ritmo de un 30% por cada 2 grados centígrados de aumento de las temperaturas, aunque podría disminuir según avance el calentamiento global.

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana